Los establecimientos hoteleros españoles alcanzaron un total de 39,8 millones de pernoctaciones en julio, lo que supone un incremento del 5,9% con respecto al mismo mes de 2014, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Casi 7 de cada 10 habitaciones estuvieron ocupadas en julio, lo que supone una subida del 5,3%, por las que se pagaron una media de 87,8 euros, un incremento interanual en el precio del 8%.

Lanzarote registró el mayor grado de ocupación por plazas (90,6%), mientras que la Costa de Gipuzkoa obtuvo el mayor grado de ocupación en fin de semana (89,3%); por su parte, la isla de Mallorca se quedó con el récord en el número de pernoctaciones, con más de 7,4 millones, según el comunicado del INE.

La subida en el número de turistas ha sido más notable en el caso de los viajeros españoles, con un incremento del 7% frente al 5,3% de los extranjeros.

Los destinos preferidos en julio por los visitantes del exterior han sido Baleares, Cataluña y Canarias, que concentran un 35,9%, un 21,3% y un 19,2% de la afluencia de extranjeros, respectivamente.

Los reyes del turismo que llega fuera de nuestras fronteras siguen siendo los británicos y los alemanes, que concentraron el 27% y el 21,9%, respectivamente, del total de pernoctaciones en julio. Estas cifras suponen unos crecimientos del 9,8% y del 8,4%, respectivamente, frente al mismo mes de 2014.

Foto: Flickr – Marco