La alcaldesa de Madrid vuelve al trabajo tras las vacaciones y ofrece una entrevista que se convierte en Trending Topic.

A Manuela Carmena quisieron amargarle las vacaciones con una falsa polémica por un supuesto gasto elevadísimo de las mismas que luego no lo era en absoluto y una supuesta flor prohibida que tampoco lo era. Superado este trance, ha ofrecido una entrevista a la Cadena SER en la que ha expresado su preocupación por estos malos hábitos de la prensa.

 

 

Más allá de la anécdota, los puntos centrales de su intervención han sido los desahucios, los servicios de limpieza y la deuda municipal. Sobre los primeros, ha anunciado que han sido paralizados todos los que han pasado por la Oficina de Intermediación Hipotecaria, creada el pasado mes de julio (aunque desconocemos la cifra).

 

 

 

 

 

En cuanto a los servicios de limpieza, dice la alcaldesa que se plantea remunicipalizarlos, viendo el nefasto servicio actual heredado de las gestiones de Botella.

 

 

 

La deuda municipal, la web de rectificaciones V.O. y el posible cese de edificios a colectivos sociales han sido otros asuntos que han recogida la cuenta del programa y los tuiteros más atentos.

 

 

 

 

 

 

 

Así se ha seguido su intervención radiofónica en las redes sociales, donde hay opiniones bastante polarizadas sobre su persona y su gestión, como viene siendo habitual en la política española en general y con los nuevos grupos en particular.