La compañía española ha formado un consorcio junto a la británica Laing O’Rourke y se han adjudicado por 746 millones de libras (unos 1.050 millones de euros) la construcción de un tramo de alcantarillado de Londres de 12,7 kilómetros de longitud.

Este tramo forma parte de una infraestructura de alcantarillado de mayor envergadura, el Thames Tideway Tunnel, que tendrá una longitud total de 25 kilómetros, según ha informado en un comunicado la compañía.

Tras completar una inversión de 4.200 millones de libras, el Thames Tideway Tunnel evitará el vertido de aguas residuales no tratadas en el río Támesis. El proyecto comenzará el año que viene y se espera que se complete en 7 años.

Ferrovial ya había trabajado con Laing O’Rourke con anterioridad en Londres, cuando se adjudicaron un contrato con el Metro de la capital inglesa por 628 millones de euros.

 

Foto: Flickr – DncnH