Ver las orillas del río Rubicón y sentir la eternidad de Roma… Quedar atrapado en el laberinto del Minotauro… Hablamos de viajar al pasado, o al menos de hacer turismo de una manera tan ajustada a la historia y la arqueología, que todo parece real.

Ese fue el reto que se pusieron Jesús Barba y Matteo Bellardi. Dos arqueólogos y amantes de la historia que cansados de no poder disfrutar del turismo y los viajes como les gustaba, decidieron montar una agencia para ofrecer algo distinto. Así nació Pausanias, agencia de viajes especializada en ofertar paquetes turísticos centrados en el conocimiento histórico y arqueológico de los lugares que se visitan. De este modo pretenden ofrecer al viajero una experiencia única a través de los sentidos y, sobre todo, la historia contada en profundidad con la compañía de arqueólogos y “clases” previas al viaje de historia.

En SABEMOS hemos hablado con Jesús, uno de los cofundadores de Pausanias, y confiesa que los viajes que ofertan las agencias mayoristas “con grupos muy grandes, corriendo siempre para ver los sitios y sin muy poco tiempo” es de lo que pretenden huir. “Además, muchos de esos guías no son especialistas en historia y arqueología”. Ese es otro de los aspectos que pensaron que debían mejorar. Alguien que de verdad está interesado en la historia no puede quedarse a medias.

Fue en ese contexto, asegura Jesús, donde vieron el hueco para entrar en el mundo del turismo. Así fue como llegaron dos arqueólogos a este sector. ¿Había miedo? Lógicamente, eran conscientes de que era un público relativamente pequeño al que se dirigían, pero tenían claro que no existía ninguna propuesta como la que ellos planteaban. Así pues, decidieron seguir adelante con el proyecto.

Tipo de clientes

En la web de Pausanias advierten de que sus viajes están dirigidos para todos los públicos, pero la realidad no es tan sencilla. Jesús asegura que van dedicados a “cualquier persona”, y que no hace falta que tenga grandes conocimientos de mitología, historia o arqueología. Es más, afirma que no hacen viajes para profesionales, ni estudiosos de esas materias. No obstante, lo que sí está claro es que el perfil de los usuarios de esta agencia de viajes deben tener una sensibilidad especial hacia la cultura y el arte.

Así pues, además de enfrentarse a un público relativamente distinto (que no excluyente) del que puede preferir ‘sol y playa’, desde Pausanias se enfrentaban a otro reto: los españoles. De este modo, explica Jesús, que “cuando empezamos, sí es cierto que el mercado español nos daba algo de reparo, por eso pusimos a Grecia o Italia en nuestro catálogo, porque suele tener mucho tirón comercial”.

Pese a todo, las ideas las tenían muy claras: “siempre hemos pensando en un viaje para públicos pequeños y sobre todo para disfrutar. A esto hay que añadir que un arqueólogo viaja con dicho grupo para que no quede ninguna duda de nada”.

El precio justifica los medios

Todo lo que rodea a Pausanias, sobre todo para los amantes de la historia y la cultura, tiene muy buena pinta, que diría un castizo. Ahora bien, por ejemplo para su próximo viaje el precio medio por persona sobrepasa los 2.000 euros. ¿El resultado lo justifica? “Nuestro argumento para justificar el posible elevado precio es la atención. Estamos hablando de grupos de 10 o 12 personas. No es lo mismo ir con un guía que a lo mejor ha estudiado Turismo que con un arqueólogo profesional o un experto en mitología en un grupo de 12 personas”. Así zanja el tema Jesús. Además, comenta que en la preparación de los viajes reúnen a los viajeros unos días antes de partir en las oficias de la agencia, y les dan información adicional sobre lo que verán y visitarán. De hecho, presume de que el último dossier que han elaborado tiene 120 páginas. De este modo, insiste en la idea de que los grupos pequeños y el interés común de quienes realizan el viaje ofrecen una gran experiencia.

El próximo viaje de Pausanias es a Creta y Santorini

Por otra parte, y sin ningún ánimo de criticar otras maneras de hacer turismo, bromea con el hecho de que ofrezcan visitar el Coliseo, el Palatino y el Foro… todo eso en una mañana en Roma. “Nosotros no tenemos nada en contra de este tipo de turismo, porque además tiene una gran demanda. Pero desde Pausanias preferimos ver menos cosas, pero visitarlas tranquilamente. Tener la oportunidad de tomar un café después de una visita y comentar entre todos cómo ha ido la actividad”.

Problema de negocio o de “cultura”

Comentando con Jesús por qué hay una oferta tan poco variada en las agencias de viaje, a la hora de la verdad, desde su punto de vista cree que “es un tema que ahora se está desarrollando y es el futuro. Las agencias de viajes mayoristas irán a menos, porque en realidad las agencias online cubren estas necesidades para viajes a cualquier parte. De este modo, el futuro pasa por una especialización”.

Con total seguridad afirma que “hay un mercado para diferentes ámbitos que requieren una mayor especialización. Poco a poco van surgiendo, como por ejemplo en deportes, sobre todo con rutas y aventura”. También tiene claro que eso en el ámbito cultural, al menos por el momento, no está pasando.

Y aquí se llega a otro de los puntos más importantes. ¿Hay cierto retraso cultural en nuestro país? “En España estamos por detrás de otros países en aspectos artísticos y culturales. Eso es así. Y lo curioso es que tenemos unos de los mejores patrimonios, a la altura de los relevante”.

“La playa genera riqueza, pero los políticos también deberían mirar otros aspectos”. Clásico recado a quienes ven en los espetos de sardina y la sangría el filón con el que seguir creciendo (e inflando el PIB). En este sentido, apunta Jesús, cree que al turismo español le vendría muy bien diversificar su negocio y apostar (de manera decidida) “por otro tipo de turismo”.

Mercado y marketing

Viajar y ofrecer lo que a uno le gusta está muy bien, ¿pero cómo marcha el negocio? Jesús aborda con confianza el presente y el futuro. Explica que llevan dos años en el mercado y que, sobre todo, han notado en este último como ha habido más actividad. Afirma de manera tajante que han notado “una gran mejoría”.

En cuanto a crecer, de momento no lo ven como una opción. “Somos una empresa pequeña y no tenemos planteado salir de Madrid para abrir oficinas en otra ciudad”.

Por otra parte, en su fórmula para seguir creciendo, Jesús cuenta a SABEMOS que principalmente buscan anunciarse en “medios de comunicación interesados en temas de historia”. Además, intentan estar presentes en ferias relacionadas con la historia, y así estar más cerca de los que pueden ser potenciales usuarios.

Imagen | Flickr – David McSpadden