La imagen del presidente ruso sumergiéndose en el Mar Negro a bordo de un mini submarino ha dado la vuelta al mundo y lo ha llenado de risas y parodias.

Vladimir Putin se ha sumergido en aguas del Mar Negro a bordo de un mini submarino cuyo nombre técnico parece ser “batiscafo”. Dice que va a explorar un antiguo galeón de la época bizantina hundido a 83 metros de profundidad en las costas de Crimea, totalmente ajeno a la tensión de la zona tras la anexión de la península.

Ha sido la imagen más chocante del día en esta parte del mundo, donde los tuiteros han empezado a hacer de las suyas: conversaciones imaginarias, posibles explicaciones para tal hazaña, comparaciones con otras imágenes para la posteridad, montajes… Ni los medios se han podido resistir a hacer alguna broma al dar la noticia. Lo cierto es que Vladimir es un enigma en sí mismo que alimenta la fantasía de los más fantasiosos.   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De hecho ya hay quien le propone para ciertos papeles…

 

 

 

…Quien repasa sus álbumes de fotos:

 

 

 

 

 

Y quien se hace preguntas trascendentales:

 

 

 

Pero Vladimir no ha sido el único parodiado del día. Su imagen de aventurero ha traído a la mente de los tuiteros otras imágenes bizarras: