Orange ha decidido aplicar sobre sus tarifas ‘Delfín’ y ‘Ballena’ una subida de uno y dos euros mensuales, respectivamente, a la vez que ofrece más megas para navegar a través del móvil. De este modo sigue con la remodelación en su oferta de planes después del anuncio del incremento de coste de la tarifa convergente ‘Canguro’.

Será a partir del 4 de octubre cuando la tarifa ‘Delfín’ incluya 3 GB para navegación (aumenta 500 MB) y su precio alcance los 31,95 euros. Por otro lado, la tarifa ‘Ballena’ aumenta 1 GB su capacidad  para situarse en los 6 GB mensuales de datos móviles, a la vez que su precio pasa a ser de 41,95 euros.

Fuentes de la compañía han explicado, según publica Europa Press, que igual que ocurrió con ‘Canguro’, Orange ha decidido modificar sus tarifas con el objetivo de adaptarlas a la “creciente demanda de una mayor abundancia de datos”.

La compañía dispone además del servicio ‘Más Megas’, que permite seguir navegando a máxima velocidad por un euro cada 100 MB adicionales. Según Orange, utilizando como referencia este baremo, los cambios aplicados en las tarifas ‘Delfín’ y ‘Ballena’ suponen ofrecer cinco veces más en capacidad de datos.

Orange se suma así no solo a la demanda de los usuarios, sino también a las estrategias marcadas por Movistar y Vodafone, que ya aplicaron una subida en sus tarifas a cambio de mayores prestaciones (más capacidad de navegación).

¿Creciente demanda?

Los motivos de Orange para aumentar los precios, a la vez que los servicios prestados, se argumentan según la compañía, en el aumento del consumo de datos. No obstante, y como publica SABEMOS, atendiendo a las cifras medias de consumo que ofrece el regulador del sector telecos, parece que no es tan grande esa demanda de datos, en este caso.

Es cierto que se está produciendo un aumento exponencial del consumo de internet de banda ancha en el móvil, pero en muchos casos se apoya en el uso de WiFi, por lo que dicho aumento de precios (y servicios) podría no estar justificado.