La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha asegurado en un comunicado que su presidenta, Elvira Rodríguez, no ha sido interrogada por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) en relación con unas posibles irregularidades en el supervisor bursátil.

Según el organismo, Rodríguez se habría limitado a entregar en mano un requerimiento de información.

Por otro lado, el supervisor limita el alcance de las pesquisas policiales. “Las investigaciones se encuentran aún en una fase muy preliminar y se refieren, exclusivamente, a dos denuncias referidas a sendos expedientes de la CNMV iniciados en los años 2005 y 2011”, aclara la nota.

La institución ha afirmado que está colaborando “desde el primer momento” con las fuerzas policiales; asimismo, ha subrayado su “máximo interés” en trabajar con estas para aclarar los hechos investigados.

En caso de que la investigación así lo requiriera, ha concluido la CNMV, el organismo tomaría las “oportunas medidas” para depurar responsabilidades, “como no podía ser de otra manera”.

Esta es la reacción del supervisor bursátil ante las informaciones publicadas por algunos medios como El Español o El Confidencial, que apuntaban a una investigación de a UDEF a cinco altos cargos de la CNMV.