La celebración de cuatro conciertos en Barcelona el próximo mes de octubre y ninguno en Madrid ha levantado ampollas entre los seguidores.

Por: David Vega | @DavidVegaMadrid

“No soy el torero… ¡Soy el toro!”, respondía un joven Bono al público entusiasmado que coreaba el ‘torero, torero’ en el Santiago Bernabéu. Era un 15 de julio de 1987, cuando los U2 ofrecían su primer concierto en España, durante la gira The Joshua Tree Tour, ante más de 100.000 espectadores. Este 2015, casi treinta años después, la banda irlandesa pisará de nuevo el suelo de nuestro país, en este caso Barcelona (5, 6, 9 y 10 de octubre), convertidos ya en ‘Miuras’ revienta-estadios. Todas las entradas, como era de esperar, están agotadas.

En aquel caluroso verano con sabor a movida madrileña, la entrada costaba la ‘friolera’ de 1.500 pesetas y los teloneros eran Big Audio Dynamite, Pretenders y UB40. No eran tiempos de artificio. Ni pantallas gigantescas, ni limones gigantes, que llegarían en los años noventa. El protagonismo era para la música, para la voz de barítono de Bono, los guitarrazos de The Edge, el bajo de Adam Clayton y las baquetas de Larry Mullen Jr. La banda arrancaba su concierto con los majestuosos acordes de Where the streets have no name, que con los años se convertiría en todo un himno generacional.

Tocar en España fue una experiencia inolvidable para todos los miembros del grupo y así lo ha reflejado Bono en su autobiografía. Entre los ‘momentazos’ de la noche, The Edge se atrevió con la guitarra flamenca en la canción de Party Girl y el líder de la banda dedicó Spanish Eyes a las chicas españolas.

La prensa nacional se rindió al espectáculo, en el que Bono acabó trepando, al más puro estilo spiderman, por el andamiaje del escenario. “Apoteosis rockera en Madrid’, titulaba Panorama; “La fuerza del rock, un fenómeno sin fronteras”, destacaba ABC en referencia al ambiente que se respiraba esos días en las calles de Madrid.

Bono acabó trepando por el andamiaje del escenario, al más puro estilo ‘spiderman’

Aquel Bono, de veintitantos años y pelo largo, no usaba gafas. No se había convertido todavía en el personaje que es hoy en día. Una figura poliédrica con tantos seguidores, como detractores, implicado en multitud de proyectos sociales. Un misionero del ‘buenrollismo’ capaz de hacerse ‘selfies’ con Obama, Bill Gates o el Papa para ayudar a los más desfavorecidos. “La música puede cambiar el mundo porque puede cambiar a la gente”, ha manifestado en más de una ocasión. Y esa es su filosofía.

Barcelona espera a sus “toros”

U2 actuará en España dentro de la manga europea de la gira Innocence+Experience Tour, que arranca el próximo 4 de septiembre en Turín. La banda aterrizará en nuestro país después de ofrecer 36 exitosos conciertos en Estados Unidos, con los que han recaudado más de 70 millones de euros y ha congregado alrededor de 650.000 espectadores. Y con Bono ya prácticamente recuperado de un aparatoso accidente en bicicleta. Como secuelas del choque, el cantante no podrá tocar la guitarra en el Palau Sant Jordi, pero como bromean sus compañeros de banda: “No es una gran pérdida para la música”.

La banda aterriza en nuestro país tras recaudar más de 70 millones de euros en 36 conciertos en EEUU, ante más de 650.000 espectadores

Los U2 ofrecerán hasta cuatro conciertos en Barcelona, pero ninguno en Madrid, lo que ha levantado ampollas entre sus seguidores, que han utilizado las redes sociales para reclamar, al menos, otro concierto en la capital española. De todos modos, los rumores apuntan que la gira podría prolongarse en 2016, con shows en nuevas capitales europeas.

La banda irlandesa ha recuperado la frescura de sus mejores años en su último disco Songs of Innocence, con grandes canciones como ‘Every breaking wave’ o ‘Song for someone’, y letras que, precisamente, hablan de la juventud de Bono. Quizás de aquel Bono veinteañero que daba su primer concierto en España… ¡Quién sabe!

Además de los temas más frescos, en la primera parte de la gira Innocence+Experience Tour no faltaron clásicos como Pride (In the name of love), I will follow, I still haven’t found what I’m looking for o With or without you. Canciones que también sonaron aquel memorable 15 de julio de 1987. Barcelona espera ya a sus “toros”.