Más de la mitad de los turistas considera que recibe un 75% de “spam” sobre el total de promociones de viajes, según un informe. El exceso de promociones irrelevantes supone un problema para la imagen de las empresas, ya que los usuarios pueden acabar saturados de información.

Tanto es así que el 59,4% de los usuarios que reciben muchas ofertas que no les interesan se muestran dispuestos a eliminar la suscripción a los contenidos de las empresas, mientras que el 31% de ellos dice que considerarían desinstalar las aplicaciones de estas compañías de sus smartphones.

Los que peor llevan el “spam” son los millenials -los nacidos después de la Generación X, entre los 80’ y los 90’-, que aumentan las proporciones anteriores en un 13% y un 10%, respectivamente.

Lo que más les molesta al 62% de los encuestados es que las ofertas y comunicaciones no se corresponden con el lugar en el que están ni con lo que están haciendo

Lo que más les molesta al 62% de los encuestados es que las ofertas y comunicaciones no se corresponden con el lugar en el que están ni con lo que están haciendo, mientras que el 43% indica que las promociones no se ajustan lo suficientemente a sus necesidades e intereses. Tres de cada diez van más allá y dicen que las propuestas de las compañías les hacen pensar que la marca no les conoce.

El problema radica en que muchos quieren recibir ofertas especiales y sentir que las empresas “les conocen” pero no están dispuestos a dar datos sobre sí mismos.

Tanto es así que el 56% las personas que viajan por negocios no quieren compartir su información personal, pero exactamente la misma proporción dice que le gustaría recibir ofertas adecuadas a sus intereses.

“De hecho, el estudio revela que el 2% de los consumidores creen que las marcas a las que recurren los conocen extremadamente bien, una cifra asombrosamente baja para un mercado como el actual, centrado en los consumidores. Cerca del 40% de los viajeros por negocios dicen que las marcas que más utilizan no conocen nada de ellos y el 38% de estos turistas creen que las empresas sólo saben los datos básicos: fecha de nacimiento, género, etcétera”, indica la editora del informe, la empresa Boxever.

Como siempre sucede con los clientes descontentos, muchos de ellos afirman que su relación con las marcas mejoraría si les ofrecen un premio de consolación por el ruido soportado. En general, el 91% de los encuestados cree que hay como mínimo una forma proactiva de mejorar la interacción de las empresas con los usuarios.

El 77% de los viajeros dicen que harían las paces con las aerolíneas si les ofrecieran cupones y descuentos

En concreto, el 77% dice que haría las paces con su aerolínea si le ofrecieran cupones y descuentos. Mientras, el 60% vería con buenos ojos que las compañías le ofrecieran mejoras en su clase de asiento -de turista a business, por ejemplo-.

Las cifras invitan a pensar que el turismo ha de invertir más en sus relaciones con los clientes y, como todas las industrias, adaptarse a las nuevas prácticas de marketing, que cada vez tienen más en cuenta al usuario.

 

Foto: Flickr – Simon_sees