Para los fans de Saturday Night Live, Will Forte siempre será McGruber, ese hirsuto y desaliñado personaje que imitaba las aventuras de McGyver y que no sólo llegó a disfrutar de cameos del mismísimo Richard Dean Anderson, sino también de su propia (y fallida) película.

Sin embargo, Forte ha disfrutado del éxito masivo (y dos nominaciones a los Emmy, como mejor guionista y actor de comedia) gracias a The Last Man on Earth, una serie paródica que narra las aventuras de Phil Miller, un hirsuto y desaliñado personaje que vive en Tucson y, a su pesar, ha quedado como el último superviviende de un extraño virus que, al parecer, no deja cadáveres por las calles ni señales de destrucción o degradación de ningún tipo.

La serie, que en España se titulará El último hombre en la Tierra, será emitida por Fox a partir del próximo 19 de octubre, a continuación de The Walking Dead (hay que aprovechar el tono postapocalíptico), de manera que los horrorizados espectadores, dolidos por las terribles muertes de sus personajes favoritos, puedan echarse unas risas antes de irse al catre.

Teniendo en cuenta que en los carteles de la serie aparecen la maravillosa Kristen Schaal (la única fan de The Conchords y la Hazel Wassername de 30 Rock), y la pavisosa de January ‘En serio, sólo sé hacer de Betty Draper’ Jones, era obvio que Phil Miller se equivocaba con lo de ser el único.

Y no será su único error, porque la historia de Phil Miller está plagada de hilarantes meteduras de pata. Tontunas descacharrantes que, más que humanas, son netamente masculinas y con las que no podrás parar de reir y, al mismo tiempo, desear que aparezcan un montón de zombies y terminen con el sufrimiento de todos los presentes.

Además de Forte, los creadores de la criatura son Phil Lord y Chris Miller (está claro de dónde ha salido el nombre del protagonista), dos de los creadores más divertidos del panorama estadounidense, con éxitos a sus espaldas como The Lego Movie y 21th Jump Street.

Muy recomendable esta entrevista con Deadline en la que señalaban: “Estamos en la edad dorada de la TV, y la comedia de cadena generalista puede ser uno de los últimos sitios en los que no ha calado tanto. Aunque no es realmente justo. Ahora parece conservadora, pero Modern Family fue una serie muy sorprendente cuando empezó.  (…) Una de nuestras grandes sorpresas es cómo la gente ha abrazado la locura y la rareza de la serie. Dejaban de estar interesados cada vez que nos poníamos conservadores o nos parecíamos a una sitcom tradicional”.

En realidad, ambos han puesto mucho énfasis en el concepto de que se trata la comedia realmente como una serie. “Era intrínseco al tratamiento de la primera temporada que escribió Will Forte. Tenía muchos giros y sorpresas, y parecía como algo divertido que antes no podías hacer en la televisión generalista, especialmente en una comedia. Normalmente tenían que ser fácilmente digeribles, de forma que si te perdías cinco episodios pudieses reengancharte. Pero ahora, teniendo en cuenta cómo ve la gente la televisión, con tanto online, en streaming y con DVRs, paracía posible hacer algo realmente serializado. Podías hacer algo que te hiciera sentir como un evento para consumir en directo. Es tan difícil en televisión estos días crear algo que tengas que ver cuando sucede…”, explicaba Chris Miller.

Por esto mismo, sólo esperamos que Fox recupere rápidamente el ritmo perdido, aproveche para emitir la primera temporada (ya emitida en EEUU) y la segunda (que empezará pronto), y disfrutemos de las aventuras del último hombre de verdad, con todo lo malo que eso puede llegar a suponer, sobre la faz de la Tierra..