Hasta el atentado de hoy en Bangkok, las instituciones tailandesas calculaban que el país iba a cerrar 2015 con un total de 144.000 visitantes españoles, lo que supondría un incremento del 23,5% con respecto al año pasado.

El turismo de Tailandia estaba remontando desde finales de 2014, según los datos que exhibió la agencia nacional de promoción del turismo al país asiático.

De acuerdo con las cifras de la Autoridad de Turismo de Tailandia (TAT, Tourism Authority of Thailand), 116.555 españoles visitaron el país en 2014. Esto supuso una bajada con respecto a 2013, cuando 123.084 turistas de nuestro país fueron a la nación del Sudeste Asiático.

Es posible que en este descenso influyera la recomendación del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español, que aconsejó a los ciudadanos no viajar a Tailandia tras el golpe de estado de mayo, algo que la patronal de agencias de viajes Ceav consideró excesivo.

El número de visitantes españoles aumentó durante el primer trimestre el 8%, el 14% y el 30% en enero, febrero y marzo, respectivamente

Pese a que 2014 fue un bache, hacia finales del año empezó a crecer de nuevo la demanda, con una subida del número de viajeros desde España del 8,37% en diciembre. Esta tónica positiva continuó en el primer trimestre de este año hasta alcanzar los 26.997 visitantes españoles, con subidas del 8%, 14% y 30% en enero, febrero y marzo, respectivamente.

Los más de 100.000 españoles que acudieron a Tailandia en 2014 generaron 175 millones de euros (más de 7.000 millones de bahts, la divisa local) de ingresos turísticos para el país. Según la información de que dispone Exteriores, el turismo genera un 7% del Producto Interior Bruto (PIB) del país asiático.

Un destino cada vez más de moda

Atraídos por sus playas paradisíacas, su naturaleza exuberante y la vibrante vida de la capital, Bangkok, los turistas españoles han comenzado a elegir cada vez más Tailandia como destino vacacional.

En este sentido, Tailandia se ha posicionado como una opción para viajes largos, como demuestra que la media de estancia en el país para el visitante español se sitúe en 15 días.

Algo que también atrae a los turistas españoles son los precios locales: al tratarse de un país emergente, los productos y servicios son más baratos que en las economías desarrolladas. Por ello, el gasto medio diario de los viajeros españoles en Tailandia asciende a 3.815 bahts, unos 94 euros.

“Este año, los informes indican que los principales destinos para los visitantes españoles son Bangkok, Ayutthaya, Sukhothai, Chiang Mai, Chiang Rai, Phuket, Samui y Krabi. Asimismo se aprecia que los turistas españoles también se aventuran a otros lugares, como Mae Hong Son y Trat”, explicaba la TAT con motivo de su participación en la feria FITUR.

 

Foto: Flickr – Nicolas Vollmer