Estas compañías acapararon en los siete primeros meses de 2015 prácticamente la mitad (el 49,4%) del tráfico aéreo de pasajeros con origen o destino a España, después de registrar un aumento de actividad del 9,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según datos difundidos por la Subdirección General de Conocimiento y Estudios Turísticos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, recogidos por Europa Press, el número de pasajeros de aerolíneas de bajo coste ha ascendido concretamente a 20,16 millones de personas.

Por el contrario, las compañías tradicionales trasladaron a más de 20,63 millones de viajeros hasta julio, un 1,6% más que un año antes, lo que ha supuesto el 50,6% del tráfico aéreo de pasajeros.

El 80% del total del flujo aéreo ha provenido de la Unión Europea, con un aumento del 6,2%, frente al resto (20%), que ha experimentado un aumento del 2,5%.

De hecho, en lo que se refiere a los mercados extranjeros, Reino Unido e Italia se han situado situado como los países de donde provienen más viajeros de low cost, con 7,2 y 2,4 millones de viajeros, respectivamente.

 

Foto: Flickr – Nacho (Gonmi)