Abres la caja y ahí está, el Honor 4X, con un diseño simple (igual incluso demasiado) que le hace pasar desapercibido y un tamaño de pantalla bastante grande. Después de unos días de uso la sensación sigue siendo la misma, aunque justificando eso de que su relación calidad precio es brillante.

Hace cuatro meses, en abril, salía a la venta en España el Honor 4X, un terminal de gama media fabricado por la filial de Huawei. El teléfono, que a primera vista no llama demasiado la atención, llegaba pisando fuerte debido a las prestaciones que presenta y a su bajo precio, pues ¿quién puede ofrecer un smartphone de gama media con una pantalla de 5,5 pulgadas por tan solo 200 euros?

La respuesta es: pocos (Motorola y alguno más). Sin embargo, en SABEMOS no hemos querido fiarnos de lo que cuentan, así que hemos cogido un Honor 4X, lo hemos probado y esto es lo que podemos contaros sobre él:

Primeras impresiones

Empezando por el principio, por eso que vemos nada más coger el terminal, el Honor 4X es un smartphone con un diseño muy simple de bordes redondeados y que además tan solo está disponible en los colores blanco y negro. En cuanto a los materiales, nada de aluminio, todo plástico, aunque eso sí nada resbaladizo. De hecho los mayores problemas para sujetar el dispositivo los encontramos en su tamaño, porque sí, porque es un dispositivo grande y eso siempre tiene sus cosas malas así como sus cosas buenas.

Honor 4X: un smartphone de gama media, con una pantalla de 5,5 pulgadas, cámara de 13 MP, batería para todo el día y dual SIM

Pesa, un poco, pero pesa. Cuando lo coges esperas que sea algo más ligero, pero esos 170 gramos debían de notarse de alguna forma.

A tener en cuenta, el dispositivo no es unibody, podemos separar la tapa trasera para acceder a la batería (que no se puede desmontar), introducir dos tarjetas SIM (ya que es dual SIM) y la microSD (necesaria teniendo en cuenta que el dispositivo tan solo cuenta con 8GB de memoria).

En cuento a su uso, bastante fluido, con una pantalla sensible y precisa, y un buen rendimiento de batería. Señalar también que la cámara trasera, de 13 MP cuenta con flash, algo bastante útil para tomar fotografías en la oscuridad (aunque en este terreno el dispositivo deja un poco que desear).

Cámara

Ya que estamos hablando de la cámara vamos a continuar centrándonos en algunos detalles y opciones que llaman la atención. Como ya hemos dicho la cámara principal tiene 13 MP, más que suficientes para hacer fotografías a plena luz del día, ya que por la noche la calidad se reduce.

Panorámica, HDR y marca de agua son algunas de las opciones que podemos utilizar, así como el modo belleza, que a mí particularmente no me gusta, pero que he de reconocer que si no se usa en exceso puede dar muy buenos resultados. Este modo suaviza los rasgos de la cara, haciéndote parecer toda una muñeca de porcelana eliminando cualquier arruga e imperfección (eso si lo utilizamos al máximo nivel).

Además, podemos configurar la cámara para que realice fotografías al detectar una sonrisa, una opción más divertida que útil, o para que enfoque en todo momento el objeto que nosotros deseemos.

La cámara delantera, con 5 MP, nos permite sacar muy buenas imágenes aplicando también el modo belleza o realizando una panorámica, algo verdaderamente útil para hacer los famosos groupfie (lo que viene siendo un selfie grupal). No tenemos flash, pero sí que podemos grabar vídeo, igual que con la cámara trasera.

Algo también reseñable es el modo de acceso a la cámara, pues no solo podemos realizarlo abriendo la aplicación de forma normal, sino que también podemos activar la cámara pulsando dos veces el botón lateral situado sobre el volumen, o dibujando una “c” sobre la pantalla apagada (esto último siempre y cuando tengamos activado el control de movimiento que permite acceder a aplicaciones dibujando letras, algo que veremos más adelante).

Batería

Sorprende gratamente, ya que en un principio dudé sobre que llegase a durar las 72 horas que promete el fabricante, pero lo cierto es que haciendo muy poco uso del dispositivo el Honor 4X aguanta hasta 3 días sin necesidad de cargador. Haciendo un uso continuado, el tiempo se reduce, pero su batería llega a durar todo el día (como la mayoría de los smartphone de gama media-alta que tenemos en el mercado).

Pero por si los 3 días de batería no fuesen suficientes, el terminal cuenta con un modo ahorro, que tan solo deja acceso a algunas aplicaciones como la de llamada y que te permitirá doblar el tiempo de duración, aunque eso sí, prescindiendo de muchas apps.

Por dentro: dual SIM y microSD

El Honor 4X es dual SIM, o lo que es lo mismo, nos permite utilizar dos tarjetas micro SIM a la vez. Sí, quizás esto sea algo que no todos utilizamos, pero lo cierto es que nunca está de más, pues puede ser verdaderamente útil para aquellos que tengan dos números de teléfono, uno personal y otro para cuestiones de trabajo. De este modo nos olvidamos de tener que llevar dos móviles encima.

Retirando la carcasa trasera del dispositivo, además de estas dos ranuras para micro SIM, tenemos otra para introducir una microSD. ¿Por qué? Pues principalmente porque el Honor 4X no destaca por su capacidad de almacenamiento, pues solo cuenta con 8 GB, algo que a muchos se le puede quedar corto teniendo en cuenta todo lo que ocupa el sistema operativo (casi la mitad, unos 4 GB), así como la apps que decidamos instalar. Lo más fácil, contar con una microSD, con la que podemos ampliar hasta 32 GB.

Funciones destacables

Para empezar, como ya comentábamos antes, el Honor 4X cuenta con la opción de activar el modo de control de movimiento con el que podremos acceder de forma rápida y sencilla a determinadas aplicaciones. Otros dispositivos también cuentan con este servicio, pero por experiencia señalar que mientras que algunos de ellos presentan problemas al no reconocer debidamente la letra escrita y confundirse continuamente de aplicación, con el Honor 4X nos olvidamos completamente de los errores. En el 100% de los casos el dispositivo a interpretado la letra dibujada (“c” para abrir la cámara, “e” para el navegador, “m” para la música y “w” para acceder a la aplicación del tiempo) y ha abierto correctamente el servicio solicitado.

También dispone de la función de voltear el teléfono para silenciar una llamada. Así como el acceso rápido a cámara, que como ya hemos dicho se realiza pulsando dos veces el botón situado bajo el control de volumen.

Ver imágenes y videos en el dispositivo es algo que podemos hacer perfectamente debido al tamaño de la pantalla. Esto también lo podemos traducir como que el Honor 4X es una maravilla para el uso de las redes sociales y las apps de juegos.

Características del Honor 4X

  • A la venta: abril de 2015
  • Dimensiones: 9 x 77,2 x 8,7 mm
  • Peso: 165 g
  • Pantalla: 5,5 pulgadas con resolución de 1280 x 720 píxeles
  • Sistema Operativo: Android 4.4
  • Procesador: 1.2 GHz octa-core
  • RAM: 2 GB
  • Memoria interna: 8 GB (ampliable hasta 32 GB con microSD)
  • Batería 3.000 mAh
  • SIM: dual SIM
  • Cámara: trasera de 13 MP y delantera de 5 MP
  • Conectividad: wifi, bluetooth versión 4.0 y 4G
  • Colores: Blanco y negro
  • Precio: 199,99 euros