El Fondo Monetario Internacional ha valorado positivamente las reformas económicas emprendidas por el Ejecutivo en la última legislatura, que llevarán al PIB español a un crecimiento del 3,1% este año. No obstante, alerta de que el potencial de crecimiento podría situarse por debajo del 1,5% si no se toman medidas adicionales.

Pese al “importante cambio” en la confianza y el repunte de la demanda interna registrado en España en los últimos meses, la institución ha explicado que según “madure” el ciclo económico y “los vientos externos a favor se disipen”, la tendencia retornará a crecimientos muy bajos, según recoge la Agencia Efe.

Para continuar por la senda de los mayores crecimientos, el FMI ha abogado por ahondar en las reformas encaminadas a paliar la todavía “alta dualidad” en el mercado laboral, con un elevado nivel de empleos temporales. También recomienda persistir en el ajuste fiscal, con una transición gradual de los impuestos directos (al ingreso) a los indirectos (al consumo).

En este sentido, el Fondo ha alertado de que añaden que la “reversión de las reformas ya implementadas” sería un riesgo “clave” para la economía española, dada la incertidumbre que se generaría.