Una de las razones para entender la caída de Podemos en las encuestas radica en el hecho de que el partido de Pablo Iglesias empieza a perder apoyos entre el electorado más joven. Así lo confirma el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), cuyo muestreo fue elaborado el pasado julio. Según ese sondeo, la intención de voto de los españoles entre 18 y 24 años al partido de Pablo Iglesias se ha desplomado más de diez puntos en sólo tres meses. Esa caída coincide con la irrupción de Podemos en puestos de poder en comunidades autónomas y ayuntamientos.

El punto álgido de Podemos en las encuestas llegó a principios de año, cuando nada menos que el 27,4 por ciento de los electores con edades comprendidas entre los 18 y 34 años manifestaba su intención de votar al partido morado. En abril, descendió el apoyo de los votantes con franja de edad entre los 25 y los 34 años (del 27,4 al 20,6), mientras se mantenía constante la de los jóvenes de 18 a 24 años (el 27 por ciento).

En julio el desplome de Podemos en estimación de voto fue general. Sólo el 16,7 de los electores más jóvenes manifiesta su intención de votar a Podemos, lo que supone una caída de 10,3 en sólo tres meses.

Ahora la franja de edad que sigue apostando de forma mayoritaria por el partido de Pablo Iglesias es la que va de los 25 a los 34 años. El 19,7 por ciento de esos electores dice que se decantará en las urnas por la fuerza morada.

Aun así, Podemos se mantiene como la formación política preferida por los jóvenes, pese a que el PSOE le pisa ya los talones. Los socialistas se sitúan a un solo punto del partido de Iglesias entre los electores con edades comprendidas entre los 18 y 24 años. La intención de voto de los más jóvenes hacia el PSOE se sitúa en el 15,7 por ciento.

Los socialistas se acercan a Podemos

El partido del puño y la rosa remonta posiciones entre el electorado novel desde enero. Aquel mes, los socialistas lograban un 13 por ciento de apoyos en los votantes con una franja de edad de 18 a 24 años. En abril, ese porcentaje se situó en el 13,5 y, en julio, en el 15,7. En cuanto a los electores con edades comprendidas entre los 25 y los 34 años, el PSOE está a mucha distancia de Podemos: 7,3 puntos por debajo.

Ciudadanos se sitúa como tercera fuerza política en España, por delante del PP, en la intención de voto de los jóvenes. El partido de Albert Rivera es apoyado por el 8,8 por ciento de los electores de 18 a 24 años y por el 11,1 de los de 25 a 34. En abril, esos porcentajes eran del 8,5 y el 12,2, respectivamente.

El Partido Popular es la fuerza mayoritaria en las Cortes, pero la que menos apoyo cosecha entre los electores más jóvenes. Le respalda el 8,3 por ciento de los votantes de 18 a 24 años y el 9,2 de los de 25 a 34.

No obstante, la tendencia demoscópica del PP sigue una línea ascendente, debido fundamentalmente a las campañas dirigidas a captar el voto de los electores más jóvenes, como quedó demostrado, sin ir más lejos, en la última conferencia política, donde los populares copiaron el lenguaje de los internautas en las redes sociales.

En enero, la intención de voto para el PP de los jóvenes entre 18 y 24 años se quedó en el 4,3 por ciento. En cuanto a los electores de 25 a 34 años, el porcentaje se situó en el 5,7. En abril, las cifras quedaron en el 8,5 y 7,4 respectivamente.

Cae a la mitad del apoyo de los jóvenes al bipartidismo

En total, el apoyo de los más jóvenes al bipartidismo se situó en julio en el 24 por ciento. Es porcentaje tiene su importancia si se compara con lo que ocurría, por ejemplo, en julio de 2011. Aquel mes, el 50,2 por ciento de los electores con edades comprendidas entre los 18 y 24 años apostaba por los partidos mayoritarios. En consecuencia, el respaldo al bipartidismo ha caído a la mitad en sólo una legislatura, algo que pone en evidencia lo mucho que ha cambiado la política en estos últimos cuatro años.

Ese rechazo de los votantes noveles hacia el bipartidismo queda patente en el capítulo que el CIS dedica al grado de confianza del electorado en la labor de Gobierno y la de PSOE como principal partido de la oposición parlamentaria. Nada menos que el 93,6 de los jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años dicen tener poca o ninguna confianza en el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. Algo similar ocurre con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. El 80,4 por ciento desconfía del principal líder socialista.

La ideología del electorado novel

Lo curioso de la encuesta es la ideología que dicen tener los jóvenes electores españoles. El 22,1 por ciento se declaran liberales, el 5,9 conservadores y el 2,9 demócrata-cristianos, lo quiere decir que el 30,9 por ciento de los electores de 18 a 24 años se define en un espectro ideológico próximo al PP.

En el ámbito de la izquierda se sitúan el 10,8 por ciento de progresistas, el 8,8 de socialistas, el 7,8 de socialdemócratas, el 2 de comunistas, lo que hace una suma de 29,4.

La lista la completan los apolíticos (10,5 por ciento), los ecologistas (5,4) nacionalistas (2,5), los feministas (2).