Hoy se presenta el Note 5 de Samsung, el nuevo buque insignia de la compañía que tan bien ha funcionado en sus últimas ediciones, pero que ahora se encuentra con la sombra de los iPhone de Apple, que tras aumentar su pantalla se postulan como grandes rivales (eso sin haber visto la nueva apuesta de la compañía de la manzana que llegará en septiembre).

Los estrenos siempre conllevan nervios, lo dicen los actores y actrices cada vez que se les pregunta por el momento de subirse al escenario, y en el mundo de los smartphone no iba a ser diferente. Ahí están, ellos, móviles con diseños elegantes, fabricados pensando hasta en el último detalle, desfilando por delante de nuestros ojos, mostrando sus fabulosas cámaras, pantallas y baterías de larga duración (o eso al menos dicen las especificaciones). Ahora les toca el turno al Note 5 y al Samsung Galaxy S6 Edge Plus, que tendrán que hacer una muy buena puesta en escena si quieren recibir los aplausos de un público que cada vez tiene más donde elegir.

El sector de la telefonía móvil ya no es lo que era y la competencia es cada vez mayor. La mayoría de los terminales que podemos encontrar hoy en el mercado cuentan con una calidad reseñable, aunque son las grandes marcas como Samsung y Apple las que siguen situándose como líderes de ventas. Eso sí, con compañías chinas como Huawei al acecho de esos primer y segundo puesto.

¿Qué hay de nuevo Galaxy Note?

Podríamos decir que el Galaxy Note, en su primera edición, fue el impulsor de los teléfonos de gran tamaño y con puntero, una imagen que dentro de Samsung sigue respetándose, ya que su Galaxy Note 5, según apuntan los rumores, mantendrá una pantalla de 5,7 pulgadas, similar a la del modelo actual.

Metálico, con una pantalla ligeramente curva como la del Galaxy S6 Edge, cámara trasera de 16 megapíxeles, 4 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento interno,… las filtraciones llegan una tras otra, y parece que ya está todo dicho, pero lo cierto es que hasta el momento de la presentación no podremos ver que es lo que ha preparado Samsung para remontar las ventas del Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge.

La solución a los problemas de Samsung podría llamarse Note 5

Y es que hasta en las mejores familias hay problemas, sino que se lo digan a Samsung, la compañía que preveía grandes ventas tras sus últimos lanzamientos pero que vió mermadas sus espectativas por la fuerte competencia de Apple y de las empresas chinas, que poco a poco están escalando puestos en el complicado mercado de los smartphones. 

Al nuevo Note 5 le toca demostrar que puede llegar a ser mejor que sus predecesores, que en su día lograron grandes números de ventas

No se han publicado cifras de ventas de los dispositivos de Samsung, pero la estimación que realiza la compañía sería de una caída del 8,31%, un dato que no deja en muy buen lugar al Samsung Galaxy S6 y al S6 Edge. Por otro lado, centrándonos en los Note, el Galaxy Note 4 logró vender 4,5 millones de unidades en su primer mes, una cifra que pierde espectacularidad si la comparamos con los 5 millones de unidades que su predecesor, el Galaxy Note 3, logró vender en el mismo periodo de tiempo, pero cuando aún Apple no sabía lo que eran los teléfonos de 5,5 pulgadas.

Ahora le toca el turno al Galaxy Note 5, el que esperan se convierta en la nueva pesadilla de Apple. Samsung ha vivido tiempos mejores, cuando era líder de ventas y no había quien lo dudase, veremos ahora si con su nueva apuesta logra revivir esos viejos tiempos, o si por el contrario la compañía quedará relegada a esa segunda posición en la que lleva algún tiempo asentada.

Imagen | Kārlis Dambrāns en Flickr