El Índice de Precios de Consumo sigue en tasas interanuales positivas por segundo mes consecutivo y baja un 0,9% respecto al mes anterior. Sube especialmente en Baleares, donde se sitúa en el 0,6 %.

Los precios subieron en julio un 0,1 % respecto al mismo mes del año anterior debido a la subida de los precios de la vivienda, cuya variación aumenta ocho décimas a causa de la subida de la electricidad, las comunicaciones, el ocio y la cultura, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En el lado de los descensos destaca el transporte, que recortó siete décimas su tasa interanual debido a la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes. Los alimentos y bebidas no alcohólicas situaron su tasa en el 1,4%, cuatro décimas menos que en junio por el descenso de los precios de las legumbres y hortalizas y frutas frescas.

De esta forma, el IPC sigue en tasas interanuales positivas por segundo mes consecutivo después de once meses en negativo. Desde enero, cuando el IPC se situó en el -1,3%, los precios han ido subiendo mes tras mes.

En términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,9% en julio respecto al mes anterior, volviendo a tasas negativas tras cinco meses consecutivos al alza. Este retroceso fue consecuencia, principalmente, del descenso de los precios del vestido y calzado en un 12,9% por la temporada de rebajas de verano, del transporte (-0,5%) por la bajada de los carburantes, de los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,4%) y del menaje (-0,8%). Por el contrario, el grupo de ocio y cultura elevó sus precios en julio un 1,9% por los efectos del alza de los precios del viaje organizado, al tiempo que los hoteles, cafés y restaurantes registraron una variación del 0,6% y la vivienda, del 0,3%.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó dos décimas en julio, hasta el 0,8%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,0%, con lo que se mantiene igual que en el mes de junio.

Los datos publicados este jueves no coinciden con los avanzados hace dos semanas cuando Estadística indicó que el IPC bajaría un 1% en julio respecto al mes anterior y redujo una décima su tasa interanual, hasta el 0,0%. El INE ha atribuido la estabilidad interanual al comportamiento de la vivienda, que elevó su tasa ocho décimas, hasta el -0,1%, por la subida de los precios de la electricidad.

Por comunidades autónomas, el IPC mensual bajó en todas las comunidades autónomas en julio. Los mayores descensos se dieron en La Rioja (-1,4%) y Extremadura (-1,3%).

En términos interanuales, la tasa del IPC se incrementó en julio en siete comunidades. El mayor incremento se registró en Baleares, que situó su tasa en el 0,6%, dos décimas por encima de la del mes pasado. Por su parte, Aragón (-0,3%) y Comunidad de Madrid (0,0%) fueron las únicas comunidades cuya variación anual descendió respecto a la del mes anterior, con bajadas de dos y una décima, respectivamente.