El buzón del Ministerio de Empleo en el que los trabajadores pueden denunciar irregularidades para luchar contra el fraude laboral ha destapado más de 4.000 empleos sumergidos desde su puesta en marcha hace dos años.

Según han informado el Ministerio y la Seguridad Social, 2.589 se descubrieron en los últimos 12 meses, lo que supone un incremento del 62,6%.

Como recoge Efe, desde agosto de 2013 se han liquidado cuotas de la Seguridad Social por valor de 4,6 millones de euros, mientras que el importe de las sanciones a las empresas infractoras ha ascendido en total a 12,7 millones de euros.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha resuelto 13.012 actuaciones de las 20.494 llevadas a cabo en los dos últimos años.

El importe de las sanciones a empresas a lo largo de este último año (8,3 millones) supone un incremento del 88,6 %.

El Ministerio de Empleo ha asegurado que estos datos consolidan al buzón como un instrumento eficaz en la lucha contra el fraude.

En el buzón se pueden presentar por vía telemática denuncias por los trabajadores que sean víctimas de fraude laboral y a la Seguridad Social, de manera absolutamente confidencial y en las mismas condiciones en las que se realiza por vía presencial.