El Planetario de Pamplona , la Sociedad Española de Astronomía (SEA) y el Instituto Cervantes han presentado una propuesta a la Unión Astronómica Internacional para nombrar a la estrella mu Arae y a sus cuatro exoplanetas con el nombre de Cervantes y los de los principales personajes de su novela El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.

De esta forma, se quiere dar relevancia a la cultura española y a su obra literaria más importante en un proceso internacional que pretende poner nombre a los 20 nuevos sistemas planetarios que se han descubierto los últimos años.

Los avances de esta iniciativa se explican en la web Estrella Cervantes, en Twitter -a través de la etiqueta #YoEstrellaCervantes y del perfil @CervantesMuAra- y en Facebook.  Se puede votar la propuesta en esta web antes del 31 de octubre de 2015 a las 23:59 UTC.

Los impulsores de esta idea cuentan que “nos proponemos elevar a Cervantes a la condición de un Apolo galáctico, dando su nombre a la estrella central del sistema, mientras que Don Quijote (Quijote), Rocinante, Sancho y Dulcinea se transfiguran en su escolta planetaria”.

“Quijote (μ Arae b), el protagonista, ocuparía una órbita algo excéntrica, como corresponde a su carácter, junto a su fiel compañero Rocinante (μ Arae d), en el centro de la escena. El bueno de Sancho (μ Arae e), el ingenioso escudero, moviéndose lentamente por las ínsulas exteriores del sistema. La Dulcinea encantada (μ Arae c), tan difícil de contemplar para Don Quijote en su verdadera forma, cerca del corazón del escritor”.

El Quijote, considerada la primera novela moderna de la literatura mundial y uno de los libros más influyentes en todo el canon literario, ha sido calificada en numerosas ocasiones como la mejor obra de ficción jamás escrita.

Sin embargo, mientras que Shakespeare ya tiene nombres de sus personajes como satélites de Urano, Cervantes ha sido hasta ahora excluido de las esferas cósmicas. Con esta propuesta, que llega a tiempo para celebrar el 400 aniversario de la publicación de la segunda parte de la novela, sus impulsores reclaman para el famoso caballero de la Mancha, sus compañeros y su creador el lugar que se merecen entre las estrellas.