Medio Twitter duda de la versión oficial de los Mossos sobre la muerte del senegalés y el otro medio lanza mensajes racistas por los desperfectos que causó la protesta posterior.

Ayer por la mañana se produjo un registro en varios domicilios de Salou en una redada contra el top manta. En uno de ellos, un hombre de origen senegalés, Mor, se precipitó al vacío desde su piso falleciendo en el acto. La versión oficial, la de los Mossos d’Esquadra, es que el fallecido se tiró al ver entrar a los agentes por miedo a una detención. Sus allegados y gente escéptica en general no se creen la versión policial: una teoría dice que fue empujado y otra, que intentó saltar a otro piso pero se cayó. Luego hubo protestas en la calle creando desperfectos.

 

 

 

 

 

 

Como viene siendo habitual, la mayoría de los medios de comunicación reproducen la versión oficial, asumiendo que Mor saltó voluntariamente:

 

 

 

Otros no asumen nada y reproducen tanto la versión oficial como las voces que la ponen en entredicho:

 

 

 

 

 

Hoy ha aparecido una contradicción en la versión oficial, que rezaba lo siguiente en un comunicado emitido ayer: “En el momento de los registros, que se han realizado en presencia de la secretaria judicial, en uno de los domicilios una persona ha saltado desde el balcón”. Pero hoy hemos sabido que “la secretaria judicial todavía permanecía en la calle cuando ocurrieron los hechos, porque el inmueble aún no había sido asegurado policialmente”.

 

 

 

En Twitter hay mucho debate sobre el suceso principal y los incidentes posteriores. Hay reacciones de todo tipo, pero destacan cuatro actitudes: escepticismo, racismo, solidaridad y reflexión.