La compañía ha colaborado con otros 4 operadores de telecomunicaciones en la instalación de esta red, que permitirá la transmisión de información a una velocidad de 80 Terabits por segundo.

La infraestructura, llamada Pacific Caribbean Cable System (PCCS), conecta Jacksonville (Florida, EEUU) con la ciudad de Manta (Ecuador), pero también tiene accesos en las islas de Tórtola, Puerto Rico, Aruba y Curaçao, así como Cartagena en Colombia y María Chiquita y Balboa en Panamá.

En un comunicado, Telefónica ha afirmado que el nuevo cable “incrementa sustancialmente la conectividad y la disponibilidad de servicios de banda ancha, dando respuesta a la demanda exponencial de trasmisión de datos”.

Asimismo, esta red aumenta la fiabilidad de las comunicaciones y permite aumentar su capacidad sin interrumpir el tráfico, según la multinacional.