El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó ayer el listado de subvenciones -por un importe de 1,32 millones de euros- que el Ministerio de Educación y Cultura concede a las fundaciones de los partidos con representación parlamentaria. La mitad de esas ayudas se las lleva FAES (PP) y un tercio, la fundación Pablo Iglesias (PSOE). Con las subvenciones repartidas ayer, el Estado se ha gastado en los últimos cinco años más de 18 millones de dinero público en financiar los laboratorios de ideas de las fuerzas políticas.

Se da la circunstancia de que el Gobierno ha esperado al mes de agosto, cuando medio país está de vacaciones, para publicar el listado de las subvenciones del Ministerio de Educación y Cultura. El año pasado, sin ir más lejos, las ayudas se aprobaron y concedieron en septiembre.

El Ejecutivo del PP premia así “las actividades de estudio y desarrollo del pensamiento político, social y cultural” que realizan las fundaciones vinculadas a los partidos con representación parlamentaria, según reza el título de la orden publicada por el Boletín Oficial del Estado.

El reparto de los 1,3 millones es bastante desigual. La más agraciada es la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que se lleva 658.507 euros. A continuación aparecen la Fundación Pablo Iglesias, con 366.502 euros; la Fundación por Europa de los Ciudadanos (IU), con 82.011; la Fundació Catalanista i Demócrata (CDC), con 46.165; la Fundació Rafael Campalans (PSC), con 55.903; la Sabino Arana Fundazioa (PNV), con 19.647; y el Institut d´Estudis Humanistics Miquel Coll i Alertorn (UDC), con 15.393.

Del reparto de dádivas, no se queda fuera ninguna fundación de los partidos con representación parlamentaria. Hasta los independentistas de ERC, con su Fundació Josep Irla, se lleva 14.838 euros.

Durante la etapa de Zapatero, Cultura llegó a dar 5 millones en 2011.

Hay que destacar como dato importante que las subvenciones a las fundaciones de los partidos se han reducido a más de la mitad desde que Mariano Rajoy es el principal inquilino del palacio de la Moncloa. Durante el último año de gobierno presidido por Zapatero (2011), el Ministerio de Asuntos Exteriores llegó a repartir 2,2 millones de euros al año y el Ministerio de Cultura, nada menos que otros 5.

Es más, respecto al año pasado, el nuevo ministro Íñigo Méndez de Vigo ha reducido en 180.000 euros el millón y medio que su antecesor, José Ignacio Wert dio en 2014.

Antes de dejar el cargo, Wert concedió el pasado mes de junio 300.000 euros en ayudas para la edición de revistas culturales. Entre las agraciadas estaba FAES, con 10.646 euros para su revista Cuadernos de Pensamiento Político; y la Fundación Pablo Iglesias, con 13.270 para Letra Internacional.

La fundación del Partido Popular ha percibido del Ministerio de Educación y Cultura 5.645.000 euros en los últimos cinco años. Si a esa cifra se le añaden los 3.170.000 euros del departamento de Asuntos Exteriores, hacen un total de 8.815.000 desde 2010.

Por su parte, las fundaciones del PSOE –Pablo Iglesias e Ideas para el Progreso- cobraron de Exteriores 1.968.000 euros desde 2011 y de Cultura, otros 3.640.000, para un total de 5.608.000 euros en el último lustro.

Pese a las importantes subvenciones de dinero público que reciben de las arcas del Estado, las fundaciones de los partidos mayoritarios reflejan resultados negativos en su actividad.

FAES, por ejemplo, declaró al Tribunal de Cuentas en 2013 –el último de los años fiscalizados- unos ingresos de 3.415.548, 57 euros y unos gastos de 3.489.634,07, lo que hace un saldo negativo de 74.085,50.

Por su parte, la Fundación Pablo Iglesias declaró ese año unos ingresos de 1.031.940,01 y unos gastos de 1.081.897,29, con unos números rojos de 49.957,28 euros.