Halcón Viajes se ha adjudicado el contrato para la gestión de los traslados y alojamientos del personal de la CNMC. El supervisor ha anunciado hoy que ha abierto expediente sancionador a la agencia del grupo Globalia y también a Barceló por cómo se han repartido los viajes del Imserso durante 20 años.

Expedientada y adjudicatoria de un contrato… a la vez. La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha anunciado esta misma mañana que ha abierto un expediente sancionador a Halcón Viajes (del grupo Globalia) y a Viajes Barceló (del grupo Barceló) por cómo se han venido repartido en las últimas dos décadas la gestión del programa de viajes del Imserso. Y la propia Halcón Viajes, paradójicamente, ha sido la adjudicataria del contrato para gestionar los viajes de la CNMC.

El contrato de los viajes del supervisor, con un presupuesto de 448.760 euros por un año de trabajo, recae así en la red de agencias del grupo Globalia, que se imponía así a otras seis ofertas presentadas por compañías rivales. El concurso se resolvió el pasado miércoles, 5 de agosto. Y hoy la CNMC ha anunciado que ha abierto un nuevo expediente sancionador a Globalia y a Barceló para determinar si existen prácticas ilícitas en cómo han pactado repartirse el megacontrato durante dos décadas. Ambas compañías volvieron a adjudicarse la gestión de los viajes del Imserso para las dos próximas temporadas, en un contrato valorado en 1.200 millones de euros.

En el año 2000, el antiguo Tribunal de Defensa de la Competencia ya sancionó con sendas multas (de entre 720.000 y 1,2 millones de euros) a Globalia, Barceló, Marsans y Viajes Iberia por presentar ofertas idénticas al concurso público de viajes del Imserso con el objetivo de explotarlo conjuntamente cualquiera que fuera el resultado de la licitación con la creación de Mundosocial, una agrupación integrada por los cuatro grandes grupos turísticos nacionales de la época. La CNMC sospecha ahora que la conducta que llevó a imponer esas multas podría seguir produciéndose en la actualidad por Globalia y por Barceló (Marsans y Orizonia -dueña de Viajes Iberia- entraron en concurso en 2010 y 2013, respectivamente, y acabaron desapareciendo) y ha decidido abrir un nuevo expediente sancionador.