El gigante online aplica desde el mes pasado nuevas condiciones comerciales en su relación con los hoteles europeos. Son relativamente mejores que las que había antes, pero los hoteles siguen sin tener una libertad de precios real. Así defiende Booking.com por qué.

Tras años de quejas del sector hotelero y tras varias investigaciones de las autoridades de Competencia de diferentes países europeos (no, las de España, no), Booking.com acabó por acceder a revisar su política de paridad de precios.

Hasta hace apenas un mes, la agencia obligaba a todos los hoteles europeos a ofrecer en Booking.com el mismo o mejor precio que los que podían publicitar en otras agencias de viajes o a través de sus propios canales de venta. Desde el 1 de julio estas restricciones se han modificado, pero no se han retirado por completo [ver información adjunta]

Y es que ahora Booking.com permite a los hoteles ofrecer mejores precios en otras agencias de viajes online o en canales propios que no sean a través de internet (reservas telefónicas, venta directa en el hotel…) Pero los establecimientos siguen teniendo prohibido ofrecer mejores precios que los de Booking.com en su propia página web y tampoco pueden anunciar mejores tarifas en comparadores o metabuscadores como Trivago, Kayak o Google Hotel Finder.

Gillian Tans, presidenta y directora general de Operaciones de Booking.com. Foto: Andreas Terlaak.

Así que no desaparece la paridad de precios obligatoria, al menos no del todo. Y la libertad de tarifas sólo se aplica en algunos canales, pero en otros no. “Las nuevas condiciones implican que los hoteles pueden ofrecer diferentes precios y diferentes políticas de reservas (como cancelación gratis, wifi o desayuno) a otras agencias de viajes online. Y con esta mayor flexibilidad crece la competencia entre las compañías de viajes online y eso beneficiará a la postre al consumidor”, explica en declaraciones a SABEMOS Gillian Tans, presidenta y directora general de Operaciones de Booking.com.

“Los hoteles eligen estar en Booking.com…”

“Los hoteles tienen la libertad de ofrecer diferentes precios en canales online y offline. Nosotros somos un canal digital, y por eso es tan importante que mantengamos la paridad con la web de los hoteles, así podemos seguir ofreciendo buenos precios a los clientes”, sostiene Tans. “Los hoteles eligen estar en Booking.com y lo hacen porque somos un canal de venta altamente eficiente en costes para ellos. Y lo seguiremos siendo sólo si continuamos ofreciendo transparencia, alternativas y los mejores precios a los clientes”.

Y es que según la propia Booking.com es la posibilidad de igualar precios en relación a las tarifas que ofrece directamente el hotel en su web la que da al cliente la oportunidad de acceder desde cualquier parte del mundo a todos los hoteles y hacerlo, además, al mejor precio. “Asegurándonos de que conseguimos los mismos precios que anuncian los hoteles en su web nos aseguramos de que podemos dar a nuestros clientes precios magníficos a través de un servicio que les encanta, y así continuamos ayudando a los hoteles a llenar sus habitaciones y a hacer crecer su negocio”, defiende Gillian Tants.

“Nosotros hacemos que los alojamientos de nuestros socios lleguen a una clientela global, creamos un contenido fuerte, descripciones, imágenes… con las que generamos interés en su oferta. Por ejemplo, podemos traer viajeros de China, Brasil o Australia a un pequeño hostal de España que no podría de otra manera hacer llegar su marca a los clientes domésticos ni internacionales”, apunta la presidenta de Booking.com.

Tans tiene claro cuál es el valor que ofrece el intermediario a los hoteles, atrayendo demanda y ahorrándoles grandes cantidades de inversión en publicidad y marketing. “Sin webs como la nuestra, los hoteles tendrían muy difícil llevar su producto al cliente global sin lanzar campañas de publicidad en televisión de todos los países del mundo, lo que sería mucho más caro que las comisiones que los hoteles pagan a las webs como Booking.com. A las que, por cierto, sólo les paga una vez que el cliente ha reservado, ha estado en el hotel y ha pagado por una de sus habitaciones”, recuerda.

extracto de la comunicación de booking.com a los hoteles sobre las nuevas condiciones

 

  1. Podrás establecer diferentes tarifas, condiciones y disponibilidad en diferentes OTA

Esto significa que no tienes por qué ofrecer las mismas tarifas, condiciones y disponibilidad en Booking.com y en otras OTA. Esta medida te da más flexibilidad para gestionar tu alojamiento en los diferentes canales de distribución.

  1. Podrás ofrecer precios más bajos o mejores condiciones en canales offline (como en reservas realizadas por teléfono y en el mismo alojamiento) siempre que no publiques u ofrezcas estas tarifas offline en internet

Sabemos que a nuestros colaboradores les gustaría poder ofrecer descuentos en las reservas que no se realicen por internet sin tener que ofrecernos los mismos o mejores precios. A partir de ahora, no te pediremos las mismas o mejores tarifas y disponibilidad que ofreces en los canales offline, siempre y cuando no comercialices estas tarifas online (por ejemplo, en tu página web o en metabuscadores).

  1. No hay restricción en las tarifas o condiciones que no hayas publicado y quieras ofrecer, siempre y cuando no las publiques online

Entendemos la importancia que puede tener para ti ofrecer tarifas especiales para tus clientes fidelizados a través de canales que no sean públicos (como grupos cerrados de usuarios) o negociar tarifas especiales de manera bilateral (por ejemplo, un descuento especial a un grupo privado). Gracias a los nuevos Compromisos se ha aclarado este punto.

  1. Libertad para comerciar con todos los clientes prioritarios, incluso si han reservado a través de Booking.com

Hemos aclarado en nuestros Compromisos que ninguna parte de nuestro acuerdo te impedirá ponerte en contacto directo con los clientes de tu alojamiento, independientemente de si han reservado a través de Booking.com o de tus canales directos. Lo único que nos gustaría pedirte es que cumplas con la legislación correspondiente (sobre privacidad y protección de datos) cuando te comuniques con los clientes.

  1. Paridad con tus propios canales directos online y algo de disponibilidad

Según las disposiciones modificadas, contractualmente aún tienes que ofrecer a Booking.com paridad con respecto a las tarifas y condiciones que ofreces en tu propia página web (que incluye metabuscadores como Trivago, Kayak o Google Hotel Finder cuando se redirija al cliente a tu propia página de reserva). Como se han indicado anteriormente, ya no te solicitamos que nos ofrezcas la misma disponibilidad que a nuestros competidores. Sin embargo, para poder mantener nuestra buena relación comercial, te pedimos como mínimo algo de disponibilidad con respecto a todas las habitaciones y tipos de tarifas.