El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha declarado este jueves que el Gobierno estaría dispuesto a modificar la Constitución en algunos casos muy concretos, como la delimitación de las competencias del Estado y de las CCAA o la modificación de la actual preferencia del hombre sobre la mujer en la sucesión de la Corona.

En una entrevista concedida a la agencia Europa Press, el titular de Justicia recuerda que la Carta Magna se ha modificado ya en dos ocasiones y cree que “seguramente” hay derechos de “nuevo cuño” que se han “consolidado” en los últimos tiempos y que “podrían tener mejor acogida en la Constitución”.

En este sentido, ha señalado que “el Estado autonómico podría definirse mejor” y que transcurridos 37 años de la Constitución de 1978 se podrían “definir mejor cuáles son las competencias del Estado” y “cuáles son las competencias de las CCAA”. Según Rafael Catalá, “se podría aprovechar esta experiencia de 37 años para ver cómo se refuerzan los mecanismos de coordinación y cooperación”. “Yo creo que es posible”, apostilló.

Catalá también recordó otras cuestiones que se  podrían modificar, como las que tienen que ver con la sucesión en la Corona, la preferencia actual del hombre sobre la mujer, que “podría abordarse perfectamente y con un buen consenso social”.

“Yo creo que se puede hacer una reflexión tranquila, razonable, fruto de la experiencia de 37 años de convivencia que llevaría a un planteamiento de reforma de la Constitución, sin duda”, reflexionó Rafael Catalá, quien, sin embargo, deja claro que este planteamiento debe estar alejado de “eslóganes” y centrado sólo en problemas concretos y “soluciones concretas que vayan encaminadas a reforzar el entramado institucional de la Constitución” y “no a revisar a todo lo que funciona y que funciona bien”.

En este sentido, el titular de Justicia criticó la falta de concreción de las propuestas de otros partidos, como es el caso de Ciudadanos, de los que dijo que “no nos dicen cuál es su modelo”; o el del “estado federal asimétrico”, que propone el PSOE. “Creo que haría falta algo más de concreción para abrir algo tan importante como es el esqueleto de nuestra norma fundamental de convivencia”.