El grupo hotelero amplía su acuerdo con Endesa hasta final del próximo para que toda la electricidad que llega a los establecimientos provengan de fuentes renovables.

Meliá seguirá apostando por las energías renovables como única fuente de alimentación para todos sus hoteles y para sus sedes corporativas. El grupo hotelero ha ampliado hasta diciembre de 2016 el acuerdo que tiene con Endesa para que toda la electricidad que la compañía suministra a sus establecimientos y sede sea de origen renovable. Ambas compañías ya suscribieron el año pasado un contrato similar cuya vigencia expiraba el mes que viene.

Endesa abastecerá 204 puntos de suministro, que suman un consumo total anual de más de 200 GWh, con energía eléctrica procedente exclusivamente de fuentes renovables, como solar, eólica y mini hidráulica. “Los hoteles de Meliá tienen un claro compromiso con el medio ambiente y el turismo responsable, y gracias a partners como Endesa, que comparte este compromiso, podemos hacer un balance extraordinario del acuerdo firmado el pasado año, y extender nuestra colaboración hacia el futuro”, dice el vicepresidente y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer.