La dotación para las políticas de Industria y Energía incluida dentro del proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016 asciende a 5.455 millones de euros, un 9,5% menos que en el ejercicio anterior. Asimismo, el Gobierno destinará 7.438,2 millones de euros en 2016 a la política de agricultura, pesca y alimentación, lo que supone una disminución del 13,3% respecto este año.

La mayor parte del presupuesto para Industria y Energía, el 71%, corresponde a partidas destinadas a financiar el sistema eléctrico. En concreto, se han dotado 3.895 millones de euros a este cometido, por debajo de los más de 4.207 millones de euros que se comprometieron el año pasado, según recoge Europa Press.

En el proyecto presupuestario de 2016, el Gobierno cumple con el compromiso de la reforma energética de financiar a través de las cuentas públicas el 50% del extracoste de la actividad extrapeninsular. La otra mitad debe ser asumida por la tarifa eléctrica.

En la partida de 3.895 millones para el sistema eléctrica también figuran los impuestos eléctricos incluidos en la ley 15/2012 y lo ingresado a través de las subastas de derechos de emisión de gases de efecto invernadero.

Por otro lado, el Ministerio de Industria elevará un 60,4% los gastos en políticas de reconversión y reindustrialización, que ascenderán a 842,57 millones de euros.

No obstante, la partida de desarrollo industrial desciende un 83%, hasta los 63,83 millones de euros, al tiempo que los incentivos regionales a la localización industrial se mantienen en línea con respecto a 2015, con 81,63 millones de euros.

La partida para explotación minera sufrirá un descenso del 4,1%, hasta 331,53 millones de euros, mientras que la destinada al desarrollo de las comarcas mineras se mantendrá en 50 millones de euros.

SECTOR DE LA MINERÍA

A este respecto, Industria indica que en el sector de la minería ocupa un lugar central la reestructuración de la minería del carbón, que se lleva a cabo a través del marco de actuación para la Minería del Carbón y la Comarcas Mineras en el periodo 2013-2018.

Así, para la financiación del marco, el Instituto de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras contará en 2016 dentro de esta política con unos recursos de 377,14 millones de euros.

Por otra parte, se ha dotado al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) con un presupuesto de 46,46 millones de euros para el ejercicio de sus funciones.

SEPI

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) obtendrá un beneficio neto de 187 millones de euros en 2016, lo que supone una caída del 45,6% con respecto a la previsión de 344 millones de euros de beneficio en 2015.

Para 2016, el Gobierno cifra en 4.851 millones de euros el importe de la cifra de negocios del grupo, un 2% más que en el presupuesto de 2015, e identifica costes de 2.859 millones de euros relacionados con el aprovisionamiento y la explotación.

La amortización de inmovilizado hará incurrir en costes por valor de 182 millones de euros, según el proyecto de Ley de Presupuestos Generales de Estado (PGE).

REASIGNACIÓN DE OPERACIONES POR 300 MILLONES.

Asimismo, el Gobierno precisa que las aportaciones que realiza la SEPI a sus empresas para compensar pérdidas, para saneamiento financiero o por gastos de externalización de compromisos laborales, se consideran en contabilidad nacional como gastos no financieros afectando, por tanto, al déficit público.

Por ello, y para el ejercicio 2016, en función de la previsión de la realización de este tipo de gastos, es necesario llevar a cabo un ajuste que implica un mayor gasto y mayor déficit en contabilidad nacional por importe de 300 millones de euros, respecto al saldo presupuestario. 

AGRICULTURA Y PESCA

Por otra parte, el Gobierno destinará 7.438,2 millones de euros en 2016 a la política de agricultura, pesca y alimentación, lo que supone una disminución del 13,3% respecto a los 8.579,92 millones de euros de este año, según recoge el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2016.

El Ejecutivo ha subrayado que la agricultura, ganadería, pesca y alimentación son “sectores estratégicos” de la economía nacional, con gran incidencia social y medioambiental, sometidos a un proceso de constante evolución, derivado de las sucesivas reformas de la Política Agraria Común (PAC), y condicionados a su vez por las variaciones de los mercados internacionales y la situación actual de la economía.

El Gobierno ha explicado que este descenso se debe a que la política de agricultura se financia en más de un 88% con fondos procedentes de la Unión Europea (Feaga y Feader).

El ejercicio 2015 se corresponde con el último del periodo de programación anterior (2006-2013) teniendo en cuenta la regla n+2 vigente para el mismo, por lo que los fondos provenientes de Feader para la financiación de los programas de desarrollo rural tuvieron este año un importante incremento. Para 2016, se prevén únicamente ingresos correspondientes al período de programación vigente.

Por su parte, para los programas dedicados al desarrollo rural sostenible el Departamento dispondrá para 2016 de créditos por importe de

1.034,35 millones de euros, entre los que destacan las transferencias a comunidades autónomas y empresas privadas cofinanciadas con fondos europeos y canalizadas a través del FEGA por importe de 995,11 millones de euros.

Los objetivos en esta área se centran en las directrices emanadas de la nueva programación europea para el periodo 2014-2020, siguiendo las pautas marcadas en los ejes del Reglamento comunitario, relativo a la ayuda al desarrollo rural a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader).

Respecto al sector agroalimentario, el objetivo del Gobierno es orientar las producciones hacia las nuevas demandas de la sociedad, y a la actual formulación de la PAC. Además, debe integrarse plenamente en las políticas de desarrollo sostenible, buscando la rentabilidad a través de las explotaciones, el mantenimiento del medio rural y de la actividad económica en amplias áreas en las que la agricultura y la ganadería son actividades económicas de importancia vital.

LA AGROALIMENTACIÓN, SECTOR ESTRATÉGICO Y MOTOR DE LA ECONOMÍA AGRARIA

Agricultura, en este sentido, destaca que la aprobación de la Ley 13/2013 de integración de cooperativas impulsará un modelo cooperativo empresarial, profesionalizado, generador de valor y con dimensión relevante, contribuyendo así a la sostenibilidad del sector agroalimentario, y especialmente, al mantenimiento y desarrollos de la economía del medio rural.

El Gobierno ha resaltado que la industria agroalimentaria es “el motor” que impulsa la economía agraria, posicionándose como sector “estratégico” dentro de la economía nacional.

En concreto, el Ejecutivo destaca que se ha creado un programa específico para la prevención de los problemas sanitarios en toda la cadena productiva agraria, ya que se trata de un elemento esencial para la rentabilidad y la competitividad del sector, que se traduce en un elemento de estabilidad de producciones, de consolidación de los mercados y de confianza en consumidores.

De esta forma y para estas actuaciones, Agricultura dispondrá en 2016 de créditos por importe de 111,12 millones de euros frente a los 95,30 millones de euros de 2015, de los que se dedicarán 36,96 millones de euros a la calidad de las producciones y los mercados agrícolas, 41,82 millones de euros a la sanidad de las producciones agraras y 32,34 millones de euros a la industria agroalimentaria.

El Ejecutivo aportará además 216,43 millones de euros a la prevención de riesgos en las producciones agrarias, de los que 211,27 millones de euros se destinarán al Plan de Seguros Agrarios.

En concreto, durante 2016, pretende facilitar la incorporación de nuevos asegurados, especialmente en aquellas líneas con baja implantación, trabajar en la mejora de la gestión de los seguros y en la información a facilitar al asegurado y revisar los criterios de asignación de subvenciones con coberturas crecientes y avanzar en el desarrollo del sistemas como instrumento de gestión de riesgos acorde con la PAC.

DESTINA 71,37 MILLONES DE EUROS, EL 1,7% MÁS, AL MEDIO MARINO Y PESCA

El Gobierno destinará, además, el próximo año 71,37 millones de euros, el 1,7% más, a actuaciones en medio marino y pesca, de los cuales destacan los 25,49 millones de euros para subvenciones a comunidades autónomas y empresas cofinanciadas con fondos europeos.

En esta materia, el Departamento de García Tejerina pretende hacer compatible la política de conservación de la biodiversidad con la política de aprovechamiento pesquero, a través de la regulación y mejora de las estructuras y mercados pesqueros, y la protección de recursos.

El principal objetivo es la explotación adecuada, racional y responsable de las disponibilidades de los caladeros, gestionando los recursos y aplicando medidas para su conservación, protección y regeneración, con objeto de apoyar el desarrollo sostenible del sector.

Por último, el desarrollo de la política de regadíos contará con una dotación de 70,19 millones de euros en 2016, de los cuales 53,71 millones de euros se dedicarán a inversiones. Además, la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias también colabora en esta política, con una inversión prevista de 51,75 millones de euros para el próximo año.

AEROPUERTOS

Por otra parte, la inversión en aeropuertos y navegación aérea, ejecutadas por el grupo ENAIRE para 2016 alcanza los 535,02 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,7% respecto a los 526 millones de euros fijados en el presupuesto para 2015, según se recoge en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Se destina además un total de 74,88 millones de euros a la regulación y supervisión de la aviación civil, frente a los 75,46 millones de 2015, con lo que supone un 0,8% menos respecto al año pasado.

Las principales líneas de actuación de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), que incorporará las nuevas regulaciones y directrices aprobadas por la Unión Europea y la OACI, recibirá una inversión de 4,31 millones en 2016.

Además, la Dirección General de Aviación Civil dispondrá de créditos para inversiones por importe de 4,43 millones de euros.

En cuanto a las subvenciones y apoyo al transporte aéreo, aumenta un 10,6%, hasta alcanzar los 3598,8 millones de euros frente a los 324,56 millones fijados para el año pasado.

A nivel global, las subvenciones al sector transporte aumenta un 6,2%, hasta un total de 1.424 millones de euros frente a los 1.340,5 millones de 2015.

TURISMO

El Gobierno destinará 329,26 millones de euros a la coordinación y promoción del turismo en 2016, un 1,9% más, con respecto a los 323,02 millones de euros presupuestados para 2015, según se recoge en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016.

La partida de Turismo se engloba dentro de los 982,62 millones de euros destinados a la política de comercio, turismo y pyme para el próximo año, un 2% más. De esta cantidad, 360,78 millones de euros pertenecen al presupuesto no financiero y 621,84 millones de euros al financiero.

El Ejecutivo también podrá en marcha nuevas líneas de financiación por un importe de 221,32 millones de euros para la concesión de préstamos a empresas y emprendedores del sector turístico. En total, la dotación destinada a ayudas es similar a la presupuestada para este año.

PROMOCIÓN COMERCIAL E INTERNACIONALIZACIÓN DE LA EMPRESA

Por otra parre, el Gobierno destinará 465,41 millones de euros en 2016 a la promoción comercial e internacionalización de la empresa, lo que supone un aumento del 1,9% respecto a lo asignado para este año, con el fin de que el sector exterior continue siendo “un motor de recuperación económica”.

En programas de Comercio, los PGE para el próximo año incluyen créditos por importe de 488,89 millones de euros, siendo la internacionalización de la economía y de las empresas españolas una prioridad.

Los principales objetivos en materia de comercio exterior serán: la racionalización y mejora de la coordinación de los instrumentos de internacionalización; el aumento de la base exportadora con especial énfasis en el apoyo a la internacionalización de las pymes, así como la diversificación de los mercados de destino, aumentando la presencia en mercados extracomunitarios y, en particular, en los mercados emergentes de mayor crecimiento.

A estos objetivos se suman la diversificación de productos y servicios hacia sectores de alta tecnología y valor añadido y el apoyo a las empresas españolas que participan en licitaciones en el exterior y el fomento de la inversión extranjera en España.

La acción del Gobierno en materia de fomento de la internacionalización se plasmará en el Plan Estratégico de Internacionalización de la Economía Española con el objeto de mejorar la competitividad y maximizar la contribución del sector exterior al crecimiento y a la creación de empleo.

Esta acción se lleva a cabo en el ámbito del sector público a través de los instrumentos y organismos comerciales y de apoyo a la empresa, y de los instrumentos y organismos de apoyo financiero que se definen, refuerzan y amplían en la Ley de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, todo ello en un marco de coordinación y colaboración con las actuaciones de las comunidades autónomas.

Entre los instrumentos de apoyo financiero en esta política destaca la dotación del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), así como para el Fondo para Inversiones en el Exterior (FIEX) y el Fondo para Operaciones de Inversión en el Exterior de la Pequeña y Mediana Empresa (Fonpyme) y el Seguro de Crédito a la Exportación, cuya misión es garantizar a exportadores e importadores en el exterior cuenten con condiciones competitivas. La dotación prevista para financiar estas acciones e instrumentos asciende a 293,09 millones de euros.

El Gobierno ha subrayado que este apoyo financiero se completa con la actividad desarrollada por ICEX España, Exportación e Inversiones, entre cuyas actuaciones figura la de impulsar la internacionalización de las empresas españolas, en especial de las pymes, y cuya dotación para 2016 a través de los créditos de esta política asciende a 80,70 millones de euros.

APUESTA POR LA MODERNIZACIÓN E INNOVACIÓN EN EL COMERCIO INTERIOR

Por lo que se refiere al comercio interior, el Ejecutivo ha destacado que la “reactivación” de este sector resulta fundamental para la economía, ya que considera que es uno de los principales generadores de empleo.

Los grandes objetivos en esta materia se centrarán en la modernización e innovación del sector comercial, favorecer la unidad de mercado, crear un entorno económico favorable para las empresas e introducir mecanismos de homogeneización normativa en colaboración con las comunidades autónomas.

Entre las principales actuaciones a desarrollar a través de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 destacan la ejecución, seguimiento y evaluación del Plan Integral de Apoyo la Competitividad del Comercio Minorista de España y una serie de medidas que tratarán de facilitar el acceso al crédito al pequeño comercio, ya que el principal problema detectado por el Gobierno para mantener y expandir el tejido comercial es la dificultad de acceso a la financiación.

Estas actuaciones se financiarán a través del programa presupuestario ordenación y modernización de las estructuras comerciales, que cuenta con una dotación para 2016 de 13,96 millones de euros.

Asimismo, los objetivos en materia de política para la Pequeña y Mediana Empresa, a lo largo del ejercicio 2016, se centran principalmente en mejorar el entorno regulatorio en el que actúan, facilitar el acceso a la financiación, aumentar su tamaño medio, apoyar la búsqueda de nuevos mercados en el exterior y fomentar la innovación y el espíritu emprendedor.

En concreto, el programa de apoyo a la pequeña y mediana empresa gestionará durante 2015 unos recursos por importe de 164,47 millones de euros.

En total, la política de Comercio, Turismo y Pymes contará para 2015 con un presupuesto de 982,62 millones de euros, de los que 360,78 millones de euros pertenecen al presupuesto no financiero y 621,84 millones de euros al financiero.