El Gobierno prevé destinar 329,2 millones de euros a las distintas políticas de materia turística, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2016, presentado hoy en el Congreso. Esta cifra supone un incremento del 1,9 por ciento con respecto a la partida de 323 millones de euros que se destinaron a los mismos conceptos en el ejercicio del año pasado.

El proyecto destaca la importancia que tiene el sector para España, ya que se trata de una actividad clave para la economía del país, pues supone más del 10,9 por ciento del PIB y aporta alrededor del 12 por ciento del empleo y mitiga el desequilibrio de la balanza comercial. Se reconoce que se está produciendo una serie de transformaciones que, unidas al fuerte desarrollo de las nuevas tecnologías, están alterando la cadena de valor, los procesos de comercialización y venta, así como el propio comportamiento de los consumidores.

Por ello, se configura un nuevo entorno que supone un reto para el mantenimiento de España como potencia turística, lo que pasa por la mejora de la competitividad. Para ello el Instituto de Turismo de España (Turespaña) va a desarrollar una serie de acciones para fortalecer la Marca España integradas en el Plan Estratégico de Marketing del organismo. Asimismo se va a continuar con la construcción y apertura de nuevos paradores de turismo y con la modernización y mejora de los existentes.

De forma adicional, desde la Secretaría de Estado de Turismo se va a ofrecer apoyo a la reconversión integral de los destinos turísticos y líneas de crédito para la renovación de infraestructuras turísticas. También se gestiona el Fondo Financiero del Estado para la Modernización de Infraestructuras Turísticas (Fomit), cuyo objetivo es promover la recualificación integral de los destinos maduros en colaboración con las entidades locales. El proyecto de presupuestos prevé para estas actuaciones nuevas líneas de financiación destinadas a la concesión de préstamos a empresas y emprendedores del sector por 221,32 millones de euros.