El presupuesto para 2016 destinado a políticas activas de empleo alcanza los 5.214,9 millones de euros, un 9,9% más que en 2015, según el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año presentado este martes en el Congreso, recogido por Europa Press.

Este aumento responde, principalmente, al incremento en las partidas destinadas a financiar las bonificaciones a la contratación (135 millones de euros), las agencias de colocación (35 millones de euros), la orientación profesional (129 millones) y la formación profesional para el empleo (117 millones).

El programa de recualificación profesional de las personas que agoten la prestación de desempleo (Prepara), que combina políticas activas de empleo y ayudas económicas al acompañamiento, se dota de 219 millones de euros y centra su función protectora en el colectivo de desempleados que, no teniendo derecho a otras prestaciones o subsidios, presenten cargas familiares y u ostenten la condición de parados de larga duración.

Por su parte, los créditos para actuaciones de carácter formativo alcanzan en 2016 la cifra de 2.087,7 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,9% respecto a 2015.