El presidente de la multinacional española tiene derecho a recibir 312.251 acciones, valoradas actualmente en más de 4 millones de euros, en el marco de del segundo ciclo del plan de incentivos aprobado por la compañía en 2011.

Este plan, que beneficia a 1.000 consejeros y directivos de la compañía, repartirá en este segundo tramo un total de 3,7 millones de acciones. A precios actuales, estos títulos tendrían un valor en bolsa de 51,9 millones de euros.

De estas acciones, más de 800.000 les corresponden a consejeros ejecutivos y miembros de la alta dirección de la compañía, ha informado EFE.

Entre los beneficiarios de este plan también está el actual consejero delegado de Telefónica, José María Alvarez-Pallete, que puede recibir 181.076 acciones; estos derechos estarían valorados en 2,5 millones de euros.

La entrega de estas acciones estaba condicionada a los resultados que obtuviera la compañía y a su comportamiento en bolsa. Como la rentabilidad total para el accionista se ha situado, al cierre de junio, en la banda alta de los escenarios previstos, se ha procedido a desbloquear el programa de incentivos.

César Alierta incrementa así sus emolumentos de los últimos años, después de que el verano pasado se le cancelara un blindaje de 35,5 millones, que acabaron engrosando su plan de pensiones.