El Ente Nacional de la Aviación Civil (ENAC) de Italia sancionará a la compañía española de bajo coste Vueling por los retrasos y cancelaciones que han sufrido algunos de sus vuelos en los últimos días en el aeropuerto de Roma Fiumicino.

Así lo confirmó hoy el presidente de ENAC, Vito Riggio, aunque no precisó el valor de la multa. “La valoración de la sanción está aún en curso”, por lo que se desconoce la fecha en la que será impuesta, y se hará “en base a la legislación comunitaria que regula los derechos de los pasajeros”, según confirmó a Efe una fuente de ENAC.

El pasado 29 de julio y durante los días posteriores, el aeropuerto de Fiumicino registró retrasos y cancelaciones de distintos vuelos primero como consecuencia de un incendio cerca de sus pistas y posteriormente por un corte eléctrico que afectó a la instalación y que redujo temporalmente su operatividad. Los vuelos de la aerolínea de bajo coste Vueling también sufrieron estos problemas, que afectaron “aproximadamente 1.500 pasajeros”, según el director de Producción de Vueling, Fernando Val.

Val compareció ante los medios el pasado 1 de agosto para asegurar que la compañía trabajaba para “recuperar la normalidad lo antes posible”, horas después de que ENAC advirtiera a la española de que o tomaba medidas para evitar nuevas cancelaciones y retrasos o se enfrentaría a la posibilidad de ver suspendidas las autorizaciones para volar a Italia.

El presidente de ENAC mantuvo hoy una reunión con el ministro italiano de Infraestructuras y Transportes, Graziano Delrio, en Roma para analizar lo sucedido. Tras el encuentro, el ministro italiano remitió un comunicado a los medios en el que lamentó “la debilidad estructural” en el aeropuerto romano, resultado “del retraso de veinte años en la inversión”.

Aparte de una mayor inversión, a juicio de Delrio, Fiumicino necesita “una mayor flexibilidad operativa, una nueva gestión del equipaje y una mejora en la calidad de los servicios de conexión aeroportuaria”. Además del suceso del pasado 29 de julio, el aeropuerto de Fiumicino sufrió en mayo un incendio que destruyó parte de sus instalaciones y desató la polémica sobre el estado de deterioro de infraestructuras de transporte de la capital italiana.

Imagen | Flickr – Aero Icarus