La agencia de viajes online, uno de los gigantes del sector, ha dado más visibilidad en su web al alquiler de viviendas de particulares y también de habitaciones sueltas. La compañía no quiere que se vea como un primer paso estratégico para plantar cara a Airbnb. Booking.com sostiene que ofrece todo tipo de alojamientos desde siempre y que sólo el 30% de su oferta son hoteles.

Booking.com se ha convertido en un auténtico gigante del sector turístico. La agencia de viajes online siempre es un modelo con el que compararse y un rival con el que competir. Y cualquier movimiento, propio o de sus competidores, se enmarca rápidamente como una batalla comercial para hacerse con otra porción del mercado.

Booking.com ha incluido en su web un filtro en las búsquedas de alojamiento que permite hacer reservas en casas de particulares e incluso hacerlas sólo por habitaciones. Un segmento en el que entraría en competencia directa con otros gigantes del alquiler de vivienda turística como Airbnb o Homeaway. Desde hace unas semanas, su web incluye una pestaña específica para este tipo de alojamientos y, claro, la medida ha hecho saltar algunas alarmas.

Pero desde Booking.com se pretende negar que esta iniciativa tenga la condición de movimiento estratégico. Y, muy al contrario, la dirección del grupo subraya que su negocio siempre ha pasado por ofrecer por una oferta de alojamiento completa y que desde hace años su web da la posibilidad de reservar alojamientos de todo tipo. De hecho, según datos de la propia compañía, alrededor de un 70% de todos los establecimientos que ofrece no son hoteles.

Un ‘plan’ en marcha desde hace años

“Booking.com viene ofreciendo alojamientos más allá de los hoteles desde hace bastante tiempo. Detectamos que cada vez eran más los clientes que necesitaban viviendas de alquiler vacacional y Booking.com ha estado construyendo y creciendo en los últimos años para atender estas necesidades”, explica en declaraciones a SABEMOS Gillian Tans, presidenta y directora de Operaciones de la compañía.

La presidenta y directora de Operaciones de Booking.com, Gillian Tans. FOTO: Booking.com

Y es que, según los comentarios de la directiva, si hay un plan de Booking.com para plantar cara a Airbnb, siempre lo hubo. Viene de lejos. “La vivienda de particulares en alquiler es sólo una de las categorías disponibles, desde 2013, en Booking.com. También ofrecemos apartamentos, casas de vacaciones, villas, bed & breakfast, hoteles, hostales y otros”, sentencia Tans. “De hecho, aproximadamente el 70% de las 700.000 propiedades que se ofrecen en Booking.com no son hoteles. Con 25 tipos de propiedades diferentes repartidos en 218 países de todo el mundo, hemos diseñado Booking.com con la idea de tener la oferta más integral del mercado”.

Booking.com incluyó en su web ese nuevo filtro para habitaciones y viviendas de particulares sin anunciarlo, sólo poniéndolo lanzándolo al mercado sin alharacas. “Booking.com siempre explora nuevas maneras de empoderar a los viajeros simplificando el proceso de búsqueda y de reserva”, explica la directora de Operaciones. “Estamos más centrados en diseñar y en probar los nuevos productos que ofrecemos que en hacer grandes anuncios acerca de cómo los desarrollamos. Lanzar [la pestaña de] ‘Homestays’ como una nueva categoría fue sólo parte de la evolución continua de nuestros productos”.

La otra oferta de la web hermana Villas.com

El año pasado, el grupo sí que anunció el lanzamiento de su web filial Villas.com, con la que comercializa también alquiler vacacional. “Sabemos que el producto de alquiler vacacional es diferente al de los hoteles, y sabemos que esos clientes también lo son, y sabemos que podemos abarcar mejor este segmento de mercado con una plataforma diferente”, dice la ejecutiva. “Y es por eso por lo que lanzamos Villas.com el año pasado como una web independiente de Booking.com”.

Villas.com cuenta con más de 312.000 viviendas vacacionales, apartamentos, fincas… Y hasta ahora cuando un cliente buscaba en Booking.com este tipo de oferta se las más de las veces se le redirigía a Villas.com. Sin embargo, la mayor parte de la oferta de viviendas de particulares que ahora se incluye en la nueva pestaña creada se comercializa directamente a través de Booking.com.

Lo que le diferencia de Airbnb y Homeaway

Y aunque la directiva de Booking.com insista en sólo quiere dar una oferta integral, que desde hace tiempo incluye alquiler vacacional y que el nuevo filtro sólo es una evolución de su producto, lo cierto es que tiene muy claro cómo defender su producto en relación al de Airbnb a Homeaway, a los que (por cierto) se cuida mucho de siquiera mencionar en sus respuestas. “El alquiler vacacional es sólo una de las categorías de oferta disponible en Booking.com, así que la primera diferencia que me gustaría destacar es que nosotros no somos únicamente una compañía de reservas online de alojamiento en viviendas”, apunta Tans.

“Y la otra gran diferencia es que, a diferencia de otras ofertas de alojamiento de alquiler, nuestra oferta se puede reservar al instante y confirmar al instante”. Airbnb y Homeaway requieren un proceso de comprobación o incluso de puesta en contacto directo entre el cliente y el propietario. “Nuestros clientes nos dicen que saber al momento que el alojamiento está ya reservado es algo que realmente les gusta, y este no es el proceso que siguen otras webs que ofrecen alquiler vacacional”.