La compañía ha triplicado sus ganancias netas hasta los 58,8 millones de euros en el primer semestre, frente al mismo periodo del año anterior. No obstante, Grifols sigue siendo la farmacéutica cotizada que más dinero genera, con unos ingresos de 1.900 millones de euros en lo que va de año.

La industria farmacéutica española no es la que más aporta al PIB, ni mucho menos, pero sí cuenta con un puñado de compañías cotizadas con capacidad para ofrecer productos interesantes a un mercado en el que las inversiones en I+D determinan el éxito o el fracaso de las empresas.

Entre las 5 que están en bolsa (Almirall, Grifols, Faes Farma, Laboratorios Rovi y Zeltia) han obtenido unos beneficios de 352,83 millones de euros, la mayoría de ellos -261 millones- aportados por Grifols, que está incluida en el Ibex 35.

La que más ha crecido en ganancias ha sido Almirall, con un 208% más, mientras que en la cola se han situado Rovi y Zeltia, cuyos beneficios han caído un 9% y un 80%, respectivamente.

Por otro lado, al igual que sucede con los beneficios, Grifols aporta un 75% de los 2.620,27 millones de ingresos conjuntos hasta junio.

La que más crecimiento de ingresos ha experimentado ha sido Grifols, con una subida del 18%. Mientras, la facturación de Almirall ha experimentado un retroceso del 5,9%.

En total, los beneficios de las 5 cotizadas han subido un 22%, mientras que sus ingresos han crecido un 12%.

Inversiones

Un capítulo muy importante de las cuentas de las farmacéuticas es el de la inversión, especialmente en lo que se refiere a I+D, que es uno de sus principales costes, habida cuenta de las grandes cantidades de dinero que hay que invertir en los laboratorios para diseñar nuevos productos.

La mayoría de empresas han aumentado su gasto en I+D. Por cantidad, la que más dedica es Grifols, que ha completado una inversión neta de 116 millones de euros durante el periodo. No obstante, en su partida de I+D se ha anotado 103,9 millones, un 22% más.

No obstante, también se anotan crecimientos sustanciales las compañías más pequeñas, como Zeltia y Rovi, que aumentaron sus partidas para innovación un 28,5% y un 33%, respectivamente.

Por su parte, Almirall redujo su aportación a I+D un 40% hasta 32,6 millones de euros.

 

Foto: Flickr | e-Magine Art