Un edificio de viviendas del madrileño barrio de Carabanchel se ha derrumbado en gran parte después de que sus vecinos, 36 personas, fueran desalojadas esta pasada madrugada al advertir grandes grietas en las paredes. No se han registrado víctimas.

Según han informado fuentes de Emergencias Madrid citadas por la agencia Efe, unos minutos después de las 09:00 horas se derrumbó toda la parte trasera del inmueble y sólo permanece en pie la fachada que da a la calle Duquesa de Tamames, en el número 5.

La causa del derrumbe ha sido el colapso de, al menos, uno de los pilares que sostenían el inmueble, según explicó posteriormente en rueda de prensa el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, citado por Efe.

En la misma rueda de prensa, el jefe de Bomberos del Ayuntamiento, Carlos Arribas Blanco, ha informado de que, tras llegar al lugar, los bomberos detectaron la inminencia del derrumbe, por lo que dieron prioridad al desalojo de los inmuebles de los numeros 5 y 7 de la calle Duquesa de Tamames, el primero de los cuales colapsó hacia las nueve horas. En total han sido desalojadas 40 viviendas, 20 de cada bloque, en las que había 57 vecinos, 36 del número 5 y 21 personas del bloque número 7.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible ha explicado, además, que el edificio derrumbado es una construcción residencial de la década de los años 60 y que no había sido detectada antes ninguna señal del colapso.

Según Calvo, los responsables del Ayuntamiento investigarán si ha habido denuncias previas y ha asegurado que “todos los indicios que hubieran podido anticipar” el colapso se encontraban en un local de la planta baja de la edificación, que estaba cerrado desde hace varios años.

Manuela Carmena promete el realojo en viviendas cedidas por las entidades bancarias

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que se ha acercado a primera hora de la mañana hasta el lugar para interesarse por lo ocurrido, ha garantizado a los vecinos del inmueble que serán realojados en viviendas que se adapten a sus necesidades.

Carmena, que ha acudido junto a varios concejales del Ayuntamiento, ha hablado con los vecinos, que le han dicho estar “muy preocupados” por la situación, ya que además del “susto horrible” y de perderlo todo, algunos son mayores, “tienen problemas de corazón” y necesitan ser realojados en viviendas con ascensor.

Manuela Carmena ha precisado que el Ayuntamiento, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), cuenta con viviendas suficientes para atender a estos vecinos, y más -ha explicado- ahora que se están produciendo cesiones por parte de entidades bancarias. “Podemos tranquilizarles, les vamos a poder ofrecer una vivienda de acuerdo con sus necesidades”, ha prometido la regidora.

Respecto a las causas del derrumbe, Carmena no ha querido avanzar conclusiones, aunque ha comentado que, según le han explicado los vecinos, el edificio había pasado la inspección técnica. Una vez que se determinen las causas que lo han provocado, se podrán estudiar las responsabilidades y concretar las indemnizaciones de los vecinos.

57 desalojados

En total ha sido desalojadas esta madrugada 57 personas, tanto del edificio afectado como del colindante, después de avisar de que se escuchaban crujidos y de que se habían formado grandes grietas en las pareces de sus casas.

Algunas de las grietas eran de tal tamaño que les impedían abrir las puertas de sus viviendas, por lo que varias personas han tenido que ser evacuadas a través de las escalas de los bomberos. En total han sido desalojadas 40 viviendas, 20 de cada bloque, en las que había 57 vecinos que han sido desalojados, 36 del número 5 y 21 personas del bloque número 7.

Algunos de los vecinos se han trasladado a casa de familiares mientras que 22 personas han sido realojados por Samur Social en hoteles (14 del edificio número 5, y 8 del número 7). Otros se encuentran por las inmediaciones del lugar, donde Samur Protección Civil ha instalado un puesto médico avanzado para atender a las personas, aunque no se han producido heridos.