La Bolsa de Atenas ha reabierto es lunes después de cinco semanas de cierre con una caída del 22,87 por ciento en la apertura.

El desplome del selectivo ateniense, el mayor desde que existen registros, ha situado el valor del índice en los 615,12 puntos básicos con fuertes caídas de los valores bancarios, que en el caso del National Bank of Greece y el Piraeus Bank alcanzaban el 30%, según ha informado Europa Press.

Los expertos consultados apostaban antes de la apertura por fuertes descensos en el retorno a la actividad de la Bolsa de Atenas. Así, Takis Zamanis, de Beta Securities, indicaba a la BBC que “la posibilidad de ver incluso una sola acción subiendo es prácticamente nula”.

La Bolsa de Atenas había celebrado su última sesión el pasado viernes 26 de junio y ya no abrió sus puertas el lunes 29 de junio, coincidiendo con la orden de cerrar las entidades bancarias griegas y la imposición de controles de capital.

El cierre de los bancos supuso la suspensión de las operaciones del sistema conocido como Target 2, que procesa las transacciones bursátiles, por lo que la Bolsa no podía operar si no lo hacía la banca.

La decisión se tomó después de que el primer ministro, Alexis Tsipras, anunciara la convocatoria de un referéndum el 5 de julio para decidir sobre la propuesta presentada a finales de junio por sus acreedores, en el que venció claramente el ‘No’.