Los más de 200 empleados de Coca-Cola despedidos de la planta de Fuenlabrada empiezan hoy un curso de formación para adaptarse a sus nuevas funciones en las instalaciones madrileñas, que pasarán a ser un centro logístico de la multinacional en España.

Más de 325 personas de la plantilla de Coca-Cola Iberian Partners en todo el país están convocadas para volver a trabajar hoy, después de las múltiples sentencias de diversas instancias judiciales que han ratificado la nulidad del expediente de regulación de empleo (ERE) que puso en marcha la compañía en enero de 2014, ha explicado a SABEMOS el portavoz de Comisiones Obreras en la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada, Juan Carlos Asenjo.

Pero va a pasar un tiempo hasta que los dos centenares de operarios de Fuenlabrada vuelvan a su centro de trabajo, dado que a las instalaciones les hacen falta labores de adecuación, según la empresa, y a ellos se les ha establecido un periodo formativo para sus nuevas funciones, un cursillo que durará desde hoy hasta el 14 de agosto.

423 empleados han llegado a acuerdos con la empresa para no reincorporarse

Mientras, 423 empleados han alcanzado con la empresa “ventajosos acuerdos” de no incorporación, según reza la misiva que envió Iberian Partners a sus trabajadores y a la que tuvo acceso Europa Press.

Pese a estas novedades sobre el ere, CCOO ha advertido de que el conflicto laboral no ha acabado.

Según Asenjo, la readmisión de los trabajadores está siendo “irregular”, dado que ya han pasado más de tres días desde que la Audiencia Nacional obligó a la reincorporación de los trabajadores; también es irregular, ha indicado, porque los trabajadores no van a volver a sus puestos de trabajo sino a unas sesiones formativas.

Por ello, ha concluido, las personas que están llamadas a reincorporarse no están obligadas a comparecer en los cursillos y, además, “el campamento va a seguir en activo”.

En un comunicado, CCOO informó de que, lejos de desaparecer, la actividad se va a reforzar con la presencia de las compañeras de los trabajadores durante las mañanas, que se quedarán “custodiando el campamento y vigilando la fábrica” mientras los empleados estén ausentes.

Asimismo, el sindicato ha convocado una concentración mañana por la mañana para apoyar a las mujeres que se queden en la acampada.

Sobre las personas que han pactado acuerdos con la empresa, Asenjo ha afirmado que respeta su posición pero no la comparte. “Nosotros llevamos 18 meses luchando para recuperar las industrias y los trabajos. Seguiremos pensando lo mismo sobre estos acuerdos, que son propuestas de despidos”, ha subrayado.

movimientos de Iberian Partners

Mientras se producen los últimos coletazos del ere, la compañía podría estar pensando en operaciones corporativas.

Según el diario económico estadounidense Wall Street Journal, la embotelladora española de Coca Cola, Iberian Partners, estaría en conversaciones para integrarse con sus homólogas Coca-Cola Enterprises (CCE) y Coca-Cola Erfrischungsgetränke.

Coca-Cola Erfrischungsgetränke concentra su actividad en Alemania y, por su parte, CCE envasa la bebida burbujeante para Bélgica, Francia, Gran Bretaña, Luxemburgo, Mónaco, Países Bajos, Noruega y Suecia.

Aunque el periódico cuenta que las conversaciones están “avanzadas”, no aporta ninguna precisión más sobre los términos económicos de la fusión.