Crecer es la principal obsesión para cualquier empresa. El problema llega cuando se pretenden ofrecer nuevos servicios y los costes no se adaptan a lo recaudado. Eso le ha pasado a Cabify que a partir del 17 de agosto tendrá nuevas tarifas.

Con un comunicado breve y escueto, Cabify ha comunicado que con el fin de seguir mejorando el servicio y, sobre todo, seguir aumentando la flota, a partir del próximo 17 de agosto, la tarifa por Km para Cabify Lite en Madrid pasará a ser 1,65€/km para los 20 primeros km, una subida de 10 céntimos en comparación con los 1,55€/km que tiene actualmente.

Asimismo, han manifestado que los demás precios en sus servicios no sufrirán ninguna variación.

Hace pocas semanas Cabify estaba de enhorabuena ya que la startup de movilidad urbana había superado los 100.000 usuarios activos en España gracias a Cabify Lite, su propuesta más económica de alquiler de coche con conductor, que en sólo un año representa ya el 85% de los ingresos de la compañía.

Cabify en España, que opera en España con 300 vehículos, prevé incrementar su flota un 56% a lo largo de este ejercicio. En total, Cabify dispone en de más de 500 conductores y su negocio crece a un ritmo del 20% mensual.

Problemas de costes

Aunque no todo eran buenas noticias como al final se ha demostrado, ya que la realidad es que Cabify está al límite de su margen de costes. Hace unos meses ya empezaron con las subidas, y es de esperar que a medida que vuelva a repuntan el precio de los carburantes, el precio de sus servicios también aumente, como sucederá el próxima día 17.

Parece complicado que pueda seguir creciendo teniendo unos precios tan bajos. Esto se debe a la falta de regulación a la que no se ven sometidos, como sí sucede con el tradicional sector del taxi.

De momento sí ha conseguido tener (más o menos) mejor acogida que Uber, y eso ya es un paso muy importante porque los usuarios no sienten que están utilizando algo no legal.