Mujer, madre de dos hijos, apasionada del yoga y emprendedora. Así podríamos describir a María Cebrián, CEO y fundadora de Aomm.tv, la primera plataforma de clases de yoga en español online.

La idea de sacar adelante un proyecto como Aomm surge de la propia experiencia de María. Ella bien nos cuenta como era una habitual de las clases de yoga hasta que nació su primer hijo: “Me cambió un poco la vida y empecé a no tener tiempo para ir a clase después de llevar unos 15 años haciéndolo. Entonces, una amiga me habló de una página web que ofrecía clases de yoga online pero en inglés. Vi que había muchas páginas, pero todas en inglés”.

Así, María Cebrián se dio cuenta de que había todo un mercado sin explotar en España. “Me dije, ¿por qué estas cosas siempre las hay en inglés y no en español?”, se preguntó para más tarde dar solución a ese problema que entonces se le planteaba.

Un problema y la unión de dos pasiones dieron lugar a Aomm.tv, ya que María, antes de embarcarse en este proyecto, tenía una productora de vídeo, algo que fue clave para comenzar a ponerse manos a la obra.

María Cebrián señala que rara vez una mujer se anima a sacar adelante un proyecto digital, ya que “sigue siendo un mundo muy masculino”

“Se habla de que ni siquiera el 5% de las personas que emprenden en proyectos digitales en España son mujeres. Somos una minoría absoluta”, palabras de María Cebrián que ha conseguido poner un marcha una plataforma moviéndose en un mundo que según señala sigue siendo muy masculino. Y es que Aomm tuvo el impulso de haber sido seleccionado en el programa incubadora americano The Founder Intitute, lo que le supuso el contacto con sus primeros inversores.

“Yo no he tenido problemas, conseguí financiación, pero si es cierto que te tienes que enfrentar a un mundo lleno de hombres. Cuando yo fui seleccionada en el programa incubadora, me encontré con que el 100% de los mentores eran hombres y que el 100% de los inversores también lo eran. Las mujeres tienen que pelear más para demostrar que sus proyectos valen. En mi caso por ejemplo, en el que el tema era el yoga, al principio lo veía complicado”, explica la CEO y fundadora, que a pesar de esas primeras impresiones consiguió sacar adelante su idea. “Había miedo a que no apostaran ni por una mujer ni por una idea que era un poco femenina. Me costó llegar a las personas que estaban allí, hombres de cierta edad que veían el yoga como una cosa marciana”.

Aomm.tv cuenta en la actualidad con cerca de 3.000 usuarios activos, aunque desde sus comienzos, hace algo más de dos años, son 8.000 personas las que se han suscrito para practicar yoga con profesores profesionales. “Los profesores son todos muy buenos, son gente que lleva muchos años dedicándose a la enseñanza del yoga. Además, también tenemos muchísimos estilos de yoga, hasta 14 estilos diferentes”, explica María.

“Desde que yo comencé con la idea en el año 2012 han surgido bastantes plataformas en español, pero ninguna esta tan desarrollada como Aomm. Nosotros empezamos muy pronto”. Ser el primero en algo suele ser una ventaja, y eso es lo que sucede con Aomm.tv, que ya cuenta con un contenido muy amplio (unas 300 clases, según nos dice su fundadora), además de ofrecer una muy buena calidad. “Nos diferenciamos mucho de otras plataformas por la calidad de los rodajes, de los contenidos, de los profesores, y por la variedad de clases y de estilos”.

Por 10 euros al mes puedes practicar yoga sin moverte de casa

¿Y cuánto cuesta suscribirse a las clases de yoga? A las de Aomm, 10 euros mensuales. María nos explica que las clases presenciales de yoga tampoco son demasiado económicas, y que por ello su plataforma es una buena opción para quienes siendo amantes de la disciplina no pueden permitirse pagar precios muy altos. En Aomm ofrecen tres planes de suscripción: mensual (10€), semestral (48€) y anual (72€).

Aquella idea de María Cebrián que acabó por convertirse en toda una realidad, de la que ella además se muestra muy orgullosa, está presente, no solo en España, sino también en EE.UU y Latinoamérica. Pero al parecer, su incursión en Sudamérica ha sido aún “muy tímida”, por lo que los planes futuros de Aomm se centran ahora en este mercado: “Vamos a viajar a México (de donde además es su último socio inversor) porque se está produciendo una expansión increíble del yoga. Hasta ahora hemos realizado algunas campañas por redes sociales, pero queremos dar un paso más”.

Aunque la cosa no queda aquí, y de la mano de esta expansión llegará una nueva plataforma que, si todo va bien, podría estar disponible en octubre. “Estamos muy ilusionados con esto  porque creemos que puede mejorar muchísimo  la experiencia del usuario. Va a ser una plataforma más interactiva en la que el usuario va a poder consultar con profesores, participar en foros, crear sus programas personalizados,… va a ser una plataforma mucho más adaptada a lo que la gente necesita”.

María Cebrián cuenta todos estos planes futuros que están a la vuelta de la esquina con una gran ilusión, y es que no es para menos: “Es tener un día una idea y de repente verla hecha realidad. Ver que funciona. Aunque claro, hay un coste y un trabajo muy grande detrás”, dice para acallar a aquellos que ven en su proyecto algo exitoso pero que funciona por sí solo. Mucho esfuerzo le ha costado María sacar adelante su idea, y es consciente de aún más trabajo le costará continuar con ella.