Amadeus logró un beneficio neto en el primer semestre del año de 390,4 millones de euros, un 9,6 % más que en mismo periodo de 2014, según informó este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El ebitda aumentó un 10,8 %, hasta los 778,8 millones, y los ingresos crecieron un 14,2 %, hasta 1.976,8 millones, según la empresa, citada por la agencia Efe.

Amadeus sustenta estos resultados en la “satisfactoria evolución” de los negocios de distribución, cuyo número de reservas aéreas realizadas a través de agencias de viajes aumentó un 10 % hasta los 265,9 millones, y de las soluciones tecnológicas, con un volumen de pasajeros embarcados que aumentó un 7,8 %, hasta un total de 354,2 millones.

También influyeron de forma positiva las adquisiciones realizadas en 2014 y 2015 y el efecto de los tipos de cambio.

La deuda financiera neta de Amadeus se situó en 1.645,5 millones, lo que supone 1,19 veces el ebitda de los doce últimos meses.

En el negocio de distribución, Amadeus apunta que han renovado y firmado contratos con siete aerolíneas, incluidas dos nuevas de bajo coste.

En junio, los accionistas de Amadeus aprobaron un dividendo bruto de 0,70 euros por acción con cargo al ejercicio 2014, lo que representa un porcentaje de distribución de beneficios del 50 % y equivale a un dividendo total de 313,3 millones de euros, un 12 % más que el año pasado.

Tras el cierre del segundo trimestre, el primero de julio, Amadeus adquirió el proveedor estadounidense de servicios Navitaire y 20 días después compró la empresa holandesa Itesso, un proveedor de soluciones para sistemas de gestión de hoteles.