La multinacional de telecomunicaciones española Telefónica ha conseguido un beneficio neto durante los seis primeros meses de 2015 que asciende a 3.693 millones de euros, lo que supone un incremento del 105,4% con respecto al primer semestre de 2014. Estos datos tan positivos han animado a la compañía a revisar al alza sus previsiones de ingresos, que antes contemplaban una subida del 7%, para dejarlos en un crecimiento del 9,5%.

En la mejora de las cuentas de la compañía ha influido el aumento de sus ingresos, pero también las operaciones corporativas que ha llevado a cabo en países como Brasil, España o Reino Unido, ha informado la compañía en un comunicado.

La firma presidida por César Alierta ha indicado que los servicios de internet móvil han contribuido especialmente en el crecimiento de su facturación, que ha alcanzado los 23.419 millones de euros tras anotarse un alza interanual del 12,5%.

Su beneficio operativo -oibda- hasta junio ha subido un 7,2% hasta los 7.320 millones de euros.

Por regiones, España, Brasil y Alemania generan el 66% de los ingresos consolidados, ha precisado Telefónica, mientras que Hispanoamérica aporta el 30%.

Telefónica España es la única división en la cual la facturación ha descendido, un 2,5% en comparación con el primer semestre de 2014. Sin embargo, ha resaltado la multinacional, el negocio en España ha tomado la senda de la estabilización en mayo y junio, con unos crecimientos de varias décimas porcentuales.

En cuanto a la mejora de las previsiones de cara al cierre de las cuentas anuales, César Alierta ha destacado en la nota remitida que la incorporación del operador GVT en Brasil y la de DTS (Canal+) en España van a aupar sus resultados por encima de lo inicialmente estimado. Estos son “dos activos clave” que van a contribuir a fortalecer la presencia de la compañía en ambos mercados, así como su “liderazgo en servicios de calidad”, ha concluido Alierta.