El PSOE ha registrado una petición en el Congreso para que el Tribunal de Cuentas fiscalice a las cuatro comunidades autónomas –Madrid, Valencia, Murcia y Castilla y León– y a la veintena de ayuntamientos que sellaron contratos con las empresas investigadas en la trama ‘Púnica’.

El encargado de registrar esta iniciativa para su votación en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las relaciones con el Tribunal de Cuentas ha sido el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, quien ha avisado de que sería “impensable” que el PP la rechazase, según ha informado Europa Press.

Lo que demandan los socialistas es que, con independencia de que algunas de las comunidades que contrataron con la Púnica tengan sus propios órganos fiscalizadores, sea el Tribunal de Cuentas estatal el que revise su actividad contractual para aclarar “qué ha pasado, qué ha fallado y por qué se contrató con esa trama de corrupción que afecta de lleno al PP”.

De hecho, Hernando, quien no ha descartado que el PSOE se acabe personando en esta causa, se ha afanado en subrayar que la ‘Púnica’ recorre un “camino paralelo” al de la Gürtel y que lo que hay detrás de la misma es “muy gordo”.

En este sentido, ha advertido de que cuando se conozcan todas las grabaciones realizadas por la Guardia Civil a los implicados, al presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, se “les va a helar la sangre” tras comprobar las “barbaridades” que decían muchos de sus compañeros de partido.

Gürtel y Púnica: “caminos paralelos que terminan en Génova 13”.

Según el dirigente socialista, existen “muchas similitudes” entre “la ‘Gürtel’ y la ‘Púnica’, ya que, en ambos casos hay administraciones que contrataban con empresas que servían para financiar al PP o para que dirigentes de ese partido se enriquecieran”.

“La ‘Púnica’ y la ‘Gürtel’ tienen caminos paralelos que terminan en la calle Génova 13 donde tiene su despacho el presidente del Gobierno y la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre”, ha apuntado antes de abundar en el tema: “Génova 13 está plagado de despachos que han tenido que ver con la corrupción”.

En concreto ha citado que sobre la “planta cero, de oportunidades” está la primera, donde se ubica el despacho de Aguirre; más arriba la séptima, que alberga el de Rajoy, y que también tuvieron allí sus despachos el exconsejero y exalcalde de Valdemoro Francisco Granados, hoy encarcelado por la Púnica, y el exgerente y extesorero del partido Luis Bárcenas.

En este sentido, ha recalcado que “si el PP se cree que expulsando a un actor secundario de la trama va a ser suficiente es que no sabe lo que hay detrás de la ‘Púnica’ porque lo que hay detrás es muy gordo”.