El MIR docente con que Albert Rivera quiere mejorar la selección de los profesores fue incluido en el programa electoral magenta de 2008. Los de Rosa Díez también defendieron en su momento acabar con la “endogamia” universitaria, impulsar la formación profesional dual o establecer la gratuidad de los libros de texto.

La “propuesta estrella” del Pacto Nacional por la Educación que Ciudadanos presentó el lunes, establecer “un MIR docente” como método de selección de profesores, no es nueva. De hecho, ha sido defendida en el pasado por PP, PSOE y UPyD, siendo este último partido el único que la impulsó con medidas concretas, al llevarla al Congreso de los Diputados en el año 2013.

La formación de Rosa Díez registró entonces una Proposición no de Ley (PNL) para reformar la captación de profesionales de la educación en términos muy parecidos a lo ahora planteado por Albert Rivera y Luis Garicano. El escrito pedía suprimir “el actual Máster Universitario en Formación del Profesorado” y suplirlo por “una formación docente similar al sistema MIR, consistente en el ejercicio remunerado de la enseñanza durante un periodo de uno o dos años, en centros de enseñanza reales y bajo la supervisión de profesores de experiencia y competencia acreditadas”.

Rubalcaba también pidió un MIR para los profesores y el PP lo incluyó en su programa electoral

La similitud con lo expuesto por Garicano ante mil simpatizantes de la formación naranja salta a la vista. “Proponemos un cambio en la formación y selección del profesorado y aquí nuestra propuesta estrella es la introducción de un MIR docente”, comenzó a desgranar el economista hace dos días. Acto seguido explicó cómo es la selección de médicos, que “funciona muy bien”, y pidió que el mismo “exigente” examen que pasan lo deban superar también “los profesores”. E idéntico sistema de “prácticas” debería implementarse, para que después los centros elijan autónomamente los profesionales con que se quedan.

Además, UPyD reclamaba “sistemas de acceso a la profesión con criterios más exigentes que los actuales”, exactamente lo mismo que pide Ciudadanos para aumentar la valoración de los profesores. El MIR docente también había sido reivindicado por el candidato socialista a la presidencia del Gobierno en 2011, Alfredo Pérez Rubalcaba, y fue incluido en el programa electoral del PP ese año, tal y como recogió El Confidencial cuando UPyD registró la proposición. Una proposición que ya aparecía en el primer programa magenta, el de las generales de 2008.

Dos partidos con mucho en común

Ciudadanos siempre ha defendido que tiene muchos puntos en común con el partido que hoy lidera Andrés Herzog. Y precisamente por ello pretendió que ambos proyectos se unieran a finales del año pasado, entablando unas negociaciones que finalmente no llegaron a buen puerto. Ahora ese parecido ha quedado más patente que nunca, pues entre sus propuestas educativas hay varias más que un día fueron planteadas por los de Rosa Díez.

Rivera y Díez coinciden en ver demasiada burocracia en la universidad y en reclamar la gratuidad de los colegios concertados

Así, por ejemplo, Rivera quiere poner fin a “la estalinista burocracia universitaria“ que dificulta el funcionamiento de la educación superior. UPyD, en el programa de las generales de 2008, también señalaba que “la progresiva burocratización de la universidad, en manos de una tecnoburocracia que acumula el poder de selección y producción de sanciones, refuerza este proceso negativo” que a modo de círculo vicioso atenaza la enseñanza universitaria.

La “endogamia” de la institución queda patente, dijo el lunes Garicano, si nos fijamos en “algún partido político” que está “lleno de profesores” de la misma facultad, en clara referencia a Podemos. También esta cuestión fue llevada al Congreso por UPyD, en octubre de 2014, mediante otra Proposición no de Ley “para erradicar la endogamia universitaria” a través de una “reforma del sistema de selección del Personal Docente e Investigador permanente universitario”.

Por si todo esto fuera poco, al menos cuatro medidas más de la batería propuesta por Ciudadanos fueron en algún momento planteadas por la formación magenta. La gratuidad de los libros de texto fue llevada a la Cortes en 2013, iniciativa que salió adelante con el apoyo del PP y que surgía tras la reclamación de una madre que había reunido 286.000 firmas a favor de la causa. “Avanzar en el acceso gratuito al primer ciclo de educación infantil, en especial para los hijos de familias de menor renta” iba en el programa de UPyD de las últimas elecciones autonómicas y es otro de los pilares del programa educativo de Rivera.

Y lo mismo ocurre con la apuesta por la formación profesional dual -el partido de Rosa Díez instó en el parlamento asturiano a impulsarla “de forma efectiva”– o con la gratuidad de los colegios concertados. Si Ciudadanos defiende “poner freno de forma decidida, usando todos los instrumentos legales posibles, a la introducción de cualquier tipo de tasa, tarifa o gasto por parte de los colegios públicos o concertados”, UPyD incluía en su programa la promesa de “asegurar que el módulo económico de los conciertos educativos cubre el coste real de la impartición de la enseñanza, evitando que las familias estén obligadas a realizar aportaciones monetarias”.

Pese a todo, la fundadora y exportavoz del partido magenta, Rosa Díez, censuró ayer con dureza el programa educativo de Ciudadanos. Lo hizo a través de Facebook, asegurando que esas medidas empeoran “la política universitaria Rajoy/Wert” al ser “francamente reaccionarias”.

 

¿Creían que no era posible empeorar la politica universitaria Rajoy/Wert? Craso error: Garicsno/ Rivera lo han logrado….

Posted by Rosa Díez on Martes, 28 de julio de 2015

Fuentes oficiales de UPyD aclararon a SABEMOS que la crítica iba contra las propuestas en educación superior, en especial la que pretende vincular la financiación de los centros con sus resultados. Esto acabaría, aseguraron, “con la igualdad de oportunidades, ampliando las diferencias territoriales de acceso” y creando “un círculo vicioso” contraproducente. “La universidad no es el INEM”, zanjaron gráficamente. En cuanto al resto, reconocieron que “claro que hay muchas cosas que nos las han copiado”,