El candidato a la Generalitat por parte del Partido Popular no ha dejado indiferente a nadie. En este caso, para Montse Suárez, capea las denuncias falsas de sus adversarios. Mientras que Cristina Fallarás, sencillamente, cree que es un racista.