El candidato del PPC a las elecciones catalanes, Xavier García Albiol, conformará una candidatura “transversal” para erigirse en “el referente” no independentista, y se ha mostrado a favor de reformar la Constitución en el momento adecuado para ajustarla a la nueva realidad económica y territorial.

En declaraciones a Rac1, recogidas por la agencia Efe, ha advertido de que las elecciones del 27S no serán “plebiscitarias”, aunque sí “las más importantes de la democracia”, y el PP las afrontará con el reto de convertirse “en el principal referente en el Parlament de personas no independentistas, sean de izquierdas o de derechas”, frente a una CDC, ERC y CUP, que “han cogido la pelota y creen que tienen el partido ganado”.

Su objetivo es formar una “candidatura transversal” que “vaya más allá de siglas” y en la que personas “federalistas, autonomistas o que se sientan más catalanes que españoles, más españoles que catalanes o igual, se puedan sentir cómodos”, pidiendo además a las demás fuerzas no soberanistas “llegar a acuerdos” tras el 27S.

Es por ello que ha apuntado que su “rival” no es Ciudadanos, que le gustaría que fuera su “compañero de viaje”, aunque ha criticado nuevamente a su líder, Albert Rivera: “Lo que necesitamos es estar aquí dando la cara y luchando porque es el momento más complicado”.

Ha lamentado que PSOE y PSC no sean “ni carne ni pescado”, por su “ambigüedad” y su “grave desorientación”, mientras que ha pedido una “reflexión” a Unió, de la que escucha “cosas interesantes”, pero que “ha sido corresponsable de las decisiones del Govern”.

“Artur Mas no tiene ganas de dialogar, sino de tirar por el camino del medio”.

Por otro lado, se ha mostrado “a favor de reformar la Constitución. “No es la Biblia. Es el marco de convivencia que tenemos, han pasado años y que se pueda ajustar a la nueva realidad económica y territorial del país lo encuentro normal”, ha dicho.

Pero ha dejado claro que “un tema tan serio como este se debe abrir en el momento adecuado”, ya que la prioridad hasta ahora era “salir del pozo”: “Apuesto por el diálogo, pero en estos momentos el clima que tenemos delante es muy complicado, porque (Artur) Mas no tiene ganas de dialogar, sino de tirar por el camino del medio”.

“El PP está en la línea de hablar de lo que haga falta y, dentro del marco actual legal, vamos a ajustar y hacer los cambios necesarios, pero dentro de un orden”, ha dicho García Albiol, que por último ha negado que Cataluña sea una nación y ha defendido que tiene derecho a “la mejor financiación posible, que es mejorable”.