Las apps de mensajería son todo un reclamo en los tiempos que corren, y es que los servicios que ofrecen Whatsapp, Line y Telegram, entre muchas otras aplicaciones, son ya de sobra conocidos. Una nueva opción nos presenta FireChat, que no necesita de conexión a Internet para realizar el envío de mensajes.

Open Garden es la responsable de que FireChat, este sistema de mensajería privada offline, ya esté disponible para aquellos usuarios que busquen comunicarse sin tener que depender de la cobertura y los datos de Internet del teléfono móvil. Una nueva apuesta por la comunicación pero al margen de los poderes e infraestructuras existentes.

Pero, ¿y cómo hace FireChat para que sus mensajes viajen del usuario emisor al receptor? Muy sencillo, la aplicación crea una red en malla utilizando Bluetooth y WiFi P2P, siendo así capaz de transmitir información entre dispositivos que se encuentren en un radio de unos 60 metros de distancia. Esta red aumenta de tamaño según crece el número de usuarios de FireChat, ya que los mensajes “saltan” de dispositivo en dispositivo hasta llegar al destinatario.

Los mensajes privados de FireChat están encriptados desde el principio hasta el final del proceso de transmisión, por lo que serán solo el emisor y el receptor los que tengan acceso al contenido. 

Con este sistema de mensajería decimos adiós a las redes tradicionales, dando paso a un sistema en el que los propios usuarios funcionan como receptores directos que no necesitan depender de tarifas de datos para comunicarse.

Eso sí, debemos tener en cuenta que la velocidad de envió dependerá también del número de personas que hagan uso de FireChat. Según señalan desde la compañía, en una gran ciudad en la que el 5% de la población tuviera instalada la aplicación en sus móviles, el tiempo de entrega del mensaje sería de 10 minutos.

La aplicación es gratuita, pero no debemos olvidar que tiene muchos rivales en el mercado. Tendremos que esperar para ver si la inmediatez de otras aplicaciones puede con FireChat, o si por el contrario, el hecho de no tener que depender de Internet lleva a esta app a situarse entre las más utilizadas.