La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha condenado a pagar unas multas multimillonarias a 18 empresas del sector del automóvil, dedicadas a la venta y a la distribución, y a 2 consultoras por constituir un cártel. En las prácticas ilícitas participaba también el grupo Seat, en el que se incluyen Volkswagen Audi España y Porsche Ibérica, que se ha librado de la multa por aportar pruebas para delatar al resto de las empresas implicadas.

Las compañías, entre las que se encuentran los principales fabricantes de coches, intercambiaban información confidencial “comercialmente sensible”, que comprendería datos relativos a la prestación de servicios de taller, a las reparaciones, al mantenimiento y a la venta de piezas de recambios oficiales, así como información sobre la venta de vehículos nuevos y usados.

Las compañías fueron capaces de reducir la incertidumbre en sus operaciones, dice la CNMC

Las actividades castigadas comenzaron en 2009; gracias a la colusión de las marcas, las compañías fueron capaces de reducir la incertidumbre en sus operaciones. Las principales áreas en las que se producía el intercambio de información eran la gestión empresarial, la posventa y las actividades de marketing.

Como consecuencia de esta colaboración, el consumidor final se resintió “en forma de menores descuentos, políticas comerciales menos agresivas por parte de las marcas y un menor esfuerzo por distinguirse de las otras empresas con unos servicios de más calidad”, ha afirmado la CNMC en un comunicado.

Por su parte, las consultoras Snap-On y Urban Science actuaron como facilitadoras de los intercambios de información entre las compañías, con lo que se unen a las marcas de coches en la nómina de sancionadas.

El Grupo Seat se ha conseguido librar de una multa de 39,4 millones, gracias a su colaboración con la CNMC en la investigación

Entre las que se libran de las multas están Peugeot Citroën Automóviles España, S.A., Renault España, S.A. y Orio Spain, que fueron investigadas por la CNMC pero el organismo no ha demostrado su vinculación con el cártel. Mientras, las mencionadas empresas del Grupo Seat se han librado de una multa conjunta de 39,443 millones de euros.

La CNMC ha recordado que contra estas resoluciones no cabe recurso por la vía administrativa, aunque sí se pueden presentar recursos contencioso-administrativos en la Audiencia Nacional.

Estas son las empresas que serán sancionadas, con multas que oscilan entre el 0,10% y el 2% del volumen de su negocio total en 2014, por orden de importancia de las penas impuestas:

  1. General Motors España, S.L.U.: 22,827 millones de euros.
  2. Ford España, S.L.: 20,234 millones de euros
  3. Renault España Comercial, S.A.: 18,203 millones de euros.
  4. Peugeot España, S.A.: 15,722 millones de euros.
  5. Automóviles Citroën España, S.A: 14,768 millones de euros.
  6. Toyota España, S.L.: 8,657 millones de euros.
  7. BMW Ibérica, S.A.U. : 8 millones de euros.
  8. Fiat Group Automobiles Spain, S.A.: 6,968 millones de euros.
  9. Hyundai Motor España, S.L.U.: 4,415 millones de euros.
  10. Nissan Iberia, S.A.: 3,157 millones de euros.
  11. Mercedes Benz España, S.A.: 2,379 millones de euros.
  12. Kia Motor Iberia, S.L.: 2,074 millones de euros.
  13. Volvo Car España, S.A.: 1,706 millones de euros
  14. B&M Automóviles España, S.A.: 776.012 euros.
  15. Mazda Automóviles España, S.A.: 656.390 euros.
  16. Honda Motor Europe Limited sucursal en España, S.L.: 609.325 euros.
  17. Chevrolet España, S.A.U.: 138.580 euros.
  18. Urban Science España, S.L.U.: 70.039 euros.
  19. Snap-on Business Solutions, S.L.: 52.785 euros.
  20. Chrysler España, S.L.: 265,5 euros.
REACCIOnes de Anfac

La patronal de fabricantes de automóviles Anfac ha asegurado en un comunicado que “no comparte que se ponga en duda la competencia en el mercado español del automóvil”.

Esta organización ha defendido que el consumidor español se beneficia de un “mercado altamente competitivo”, en el que “ninguna marca tiene una cuota superior al 10%”.

“La resolución de la CNMC sobre la propuesta de sanción a determinadas marcas de automóviles no puede empañar un hecho incuestionable: España es uno de los mercados más competitivos de Europa”, concluye Anfac.

Pese a las alegaciones de esta asociación, la CNMC explica en su nota que el expediente sancionador alcanza en torno al 91% de la distribución de automóviles en España, incluida “la casi totalidad de marcas denominadas generalistas y alguna de las denominadas Premium”.