El operador de telecomunicaciones, que se ha resentido de la huelga de instaladores de Telefónica, ha registrado en España unos ingresos de 1.847 millones de euros en lo que lleva de año, un 3,8% menos que en el primer semestre de 2014, aunque matiza que el descenso es del 2,1% si se excluyen de sus cuentas impactos regulatorios.

En un comunicado, la compañía ha afirmado que su negocio fijo se ha visto mermado por la huelga de instaladores de Telefónica. En este sentido, entre abril y junio ha conseguido 25.000 altas de banda ancha fija, ha precisado, menos de la mitad que en el primer trimestre, hasta conseguir un total de 76.000 altas en todo el semestre.

Su resultado operativo bruto -ebitda, o ganancias antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones- ha ascendido a 420 millones de euros, el 9% menos.

Orange ha informado de que a cierre del primer semestre contaba con alrededor de 14.900.000 de clientes, de los cuales 12.856.000 eran de telefonía móvil y 2.041.000 de banda ancha. También ha explicado que al final junio tenía 3.500.000 clientes con servicio de 4G contratado y 159.000 usuarios de su fibra óptica.

La mayoría de sus ingresos (1.383 millones de euros) han provenido de su negocio móvil, lo que ha supuesto una caída del 6,6%

Por divisiones de actividad, la mayoría de sus ingresos (1.383 millones de euros) han provenido de su negocio móvil, lo que ha supuesto una caída del 6,6% con respecto al primer trimestre de 2014. Orange ha conseguido que su número de clientes haya crecido un 3,5% con respecto al mismo periodo del año anterior.

En el negocio fijo, la empresa ha obtenido unos ingresos de 463 millones de euros, un 6,4% más que el año pasado. Pese a resentirse de la huelga de instaladores de Telefónica, se ha anotado un crecimiento del 11,5% en el total de clientes de banda ancha.

La compañía ha destinado un total de 303 millones de euros al capítulo de inversiones, un 7,6% más que hasta junio de 2014, sobre todo al despliegue de redes 4G. “Esto supone que Orange destina el 16,4% de sus ingresos a realizar inversiones en el desarrollo y mejora de sus redes de súper banda ancha”, ha añadido el operador naranja.

Resultados globales

La multinacional Orange ha obtenido, a nivel global, un beneficio neto de 1.099 millones de euros durante el primer semestre, lo que supone un 89,2% más que en el mismo periodo de 2014, como recoge Europa Press.

Por su parte, los ingresos del gigante francés han descendido un 0,2% hasta situarse en 19.557 millones de euros.

A cierre del primer semestre, Orange tenía censados un total de 248,25 millones de clientes en los países en los que opera, lo que supone un incremento de 10,8 millones de personas en un año.

 

Foto: Flickr – Ken Banks