El OnePlus 2 ya ha sido presentado: un terminal de gama alta a un precio competitivo que solo podrá adquirirse mediante invitación, algo que no nos pilla por sorpresa. Sin embargo, lo que nadie parecía esperarse ha sido la decisión de prescindir de la tecnología NFC.

Sí, el OnePlus 2 no cuenta con NFC, y el motivo es muy sencillo: “la mayoría de los usuarios del OnePlus One no usaba NFC”, según declaran desde la compañía. Así justifican una decisión que muchos han calificado como un error, debido a que el terminal no deja opción a la realización de pagos móviles, ahora que estos servicios comienzan a despegar.

Los pagos a través de NFC ya están aquí, son toda una realidad que ofrece grandes posibilidades, pero que todavía debe recorrer un largo camino para triunfar en España. Las TPV se están adaptando a esta modalidad de pago “sin contacto” (contactless) y las grandes compañías están apostando por la creación de sus propios sitemas de pagos, como es el caso de Samsung Pay, Apple Pay, Android Pay,etc. 

La apuesta por los pagos móviles parece estar más que consolidada, por lo que parece casi imposible pensar en su fracaso. Quizás no sea mañana cuando triunfe, pero seguramente un año o dos serán suficientes para que los pagos por NFC sean tan habituales como las tarjetas de crédito. Esto convertiría a los OnePlus 2 en teléfonos obsoletos.

Aunque claro, también habrá quien rechace lo de pagar con el móvil, en ese caso lo de disponer de un smartphone sin NFC no supondría ningún problema. Además, ¿hasta dónde vamos a llegar con esto de que un teléfono sirva para todo? Porque es cierto, ya nos hemos olvidado de llamar y enviar SMS, esas bonitas y únicas funciones con las que contaban los primeros móviles, y ahora lo que queremos es controlar la temperatura del horno, vigilar si alguien entra en casa, ver cuantos pasos hemos dado durante el día y fotografíar la merluza que nos pusieron de cena la otra noche, todo esto con el móvil. Pagar es el siguiente paso. Sin embargo esto no tiene porque significar la muerte y desprecio de aquellos teléfonos que no tienen NFC, pues el resto de los sistemas de pago no van a desaparecer.

Pero la cosa no acaba aquí. A pesar de que los pagos móviles son la ventaja más interesante que puede ofrecernos el NFC, también cabe señalar que con esta tecnología podemos tranferir datos con tan solo acercar dos dispositivos dotados de NFC, o incluso planificar acciones en nuestro smartphones que se activen de forma automática al aproximarlo a una etiqueta NFC. 

Esto no podrán experimentarlo quienes adquieran el nuevo OnePlus 2. Aún es pronto para saber si no incluir el NFC en su nuevo terminal es todo un error, algo que supondría un gran palo para la compañía, o por el contrario, es algo sin importancia que no perjudicará a las ventas del dispositivo.