La Asociación Nacional para la Defensa Efectiva del Trabajador (Andet) ha recibido ya la primera buena noticia referida a su petición de investigación por parte de la Comisión Europea del buzón de lucha contra el fraude laboral puesto en marcha por el Ministerio de Trabajo que dirige Fátima Báñez. Según la notificación recibida por Andet de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, los asuntos planteados en la solicitud de investigación “cumplen, de conformidad con el Reglamento del Parlamento Europeo, los requisitos de admisión a trámite, ya que se trata de un asunto que incide en el ámbito de actividades de la Unión Europea”.

Ahora será la Comisión Europea quien deba pronunciarse, tras recibir la solicitud de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo de que “lleve a cabo una investigación preliminar sobre los diferentes aspectos del problema”, explica la carta de Cecilia Wikström, presidenta de la Comisión de Peticiones, dirigida a Andet. 

Según esta asociación, su petición pretende “denunciar la persecución y criminalización que se viene haciendo en España de los trabajadores en situación precaria que se ven obligados a subsistir en condiciones de exclusión social, a quienes se persigue desde el propio Ministerio de Empleo con desproporcionadas prácticas sin garantías legales”. 

Segun Andet, el llamado Buzón de Lucha contra el Fraude Laboral es un trámite de denuncia anónima que “no está permitido por la Ley española, prohibido concretamente en el artículo 13 de la Ley 42/1997”. En su opinión, la fórmula escogida, “un mecanismo informal” que incluye “materias competencia de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”, no solo afecta a los denunciados “sino que siembra inseguridad jurídica y pone en cuestión todos los expedientes de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social tramitados desde la implantación del nuevo mecanismo”.

El Ministerio de Empleo creo en agosto de 2013 el buzón de denuncias anónimas contra el fraude laboral. Desde entonces es posible denunciar a través de la página web del Ministerio casos de supuesto fraude laboral o a la Seguridad Social. La medida fue comunicada a los medios a través de una carta abierta en la que se informaba además de que, en el primer semestre de 2013 se había retirado la prestación por desempleo a 60.000 personas que estaban cobrando de forma fraudulenta. También se señaló la intención de incidir en los casos de trabajadores que estuviesen cobrando el paro al mismo tiempo que trabajando.

En su solicitud ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Andet pide que “de conformidad con el artículo 227 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea” se tomen medidas para lograr “el cese de la persecución y criminalización de aquellos trabajadores que por su situación de especial vulnerabilidad se ven además acosados como consecuencia de su exclusión social” y de “la ilegalidad de realización de trámites de inspección sobre trabajadores mediante procedimientos anónimos sin la necesaria garantía legal y sin respeto a sus derechos fundamentales”.