La presidenta del Santander, Ana Botín, formará parte del Business Advisory Group, el órgano de asesores empresariales del primer ministro británico, David Cameron, el órgano de asesores empresariales de David Cameron.

Según el diario El País, Botín será la única representante de una compañía no británica entre los 19 ejecutivos que se reunirán cada trimestre con el primer ministro y algunos de sus ministros para discutir la situación económica de Reino Unido.

Se trata, según el Gobierno británico, de “un reducido grupo de líderes empresariales de sectores de importancia estratégica para Reino Unido que proporciona asesoramiento regular de alto nivel al primer ministro”.

La relación de la banquera con el Gobierno de Cameron, recuerda el rotativo, se remonta a la etapa, entre 2010 y 2014, en la que Botín fue consejera delegada de la filial británica del grupo y David Cameron, en su primera legislatura en el 10 de Downing Street, la nombró como una de las representantes de la comunidad financiera británica en el exterior.

Ahora, Botín se sentará en el Business Advisory Group con directivos como Bob Dudley, consejero delegado de BP; Xavier Rolet, consejero delegado de la Bolsa de Londres; Carolyn McCallla, de la aerolínea Easyjet, o Warren East, de Rolls Royce. Seis de los 19 miembros del consejo son mujeres.

Las reuniones del Business Advisory Group, según el Ejecutivo británico, se celebrarán trimestralmente, bajo la presidencia de Cameron, para asesorar al Gobierno sobre cuestiones económicas y empresariales.

“Para facilitar un diálogo abierto y fructífero, las discusiones serán informales y se entiende y espera que los participantes aporten sus puntos de vista personales más que sus opiniones empresariales”, prosigue el Gobierno. La pertenencia a este órgano es personal y, en caso de ausencia, no se puede nombrar a un sustituto.